Un regalo de San Valentín para recordar que las tareas de la casa son cosa de dos

, 30 de enero de 2015

regalo robot aspirador san valentinMe ocurrió hace unos años cuando mi mujer me hizo un regalo sorpresa por el día de San Valentín. Fue un regalo para recordar que las tareas de la casa son cosa de dos, y a la vez un regalo que hizo mucha ilusión.

Aunque en casa yo suelo ser el que cocina y me encargo de colocar el lavavajillas y tender y poner las lavadoras, pero nunca me acordaba de quitar el polvo, limpiar los muebles o de pasar el aspirador hasta que me lo recordaba mi mujer…

robot aspirador

Cuando mi regalo del día de los enamorados fue un robot aspirador, me dijo, “Ya que parece que te cuesta tanto, he encontrado quien lo hará por ti“. Luego nos fuimos a cenar y celebrar el día.

Puede que fuera una “indirecta” demasiado evidente, o que directamente fuese una buena forma de insinuar que yo tenía que participar más en las tareas de la casa, pero en todo caso, a mi me parece que fue una buena forma de recordar que todo el trabajo de casa es cosa de ambas partes.

pnanchando mientras el robot aspira

Desde entonces es el robot aspirador el que se encarga del mantenimiento de los suelos libres de polvo, migas y pelusas y yo dedico más tiempo a otras tareas de la casa, como la plancha y la cocina que me son más entretenidas, mientras veo como mi regalo se encarga de la tarea que no me gusta.

Imágenes | JD Hangcock y Philips
En Mi mundo Philips | Cada vez me gusta más la plancha (en la cocina)
En Mi mundo Philips | ¿De verdad tenemos que tener urgencia en perder los kilos ganados en la Navidad?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.