Te gustará tanto el latte art de esta chica que no querrás beberte el café

, 27 de junio de 2016

Latte art

No es la primera vez que alabamos aquí el talento de tantos baristas y especialistas en café a la hora de decorar sus creaciones. El latte art o arte del café con leche requiere una técnica muy especial, pulso y creatividad, además de buen gusto artístico, cosa que no es fácil de conseguir. Pero cuando el autor tiene un don el resultado es fascinante, como las maravillosas creaciones de esta joven barista. Te gustará tanto su arte que no querrás beberte la taza de café.

Latte art elevado a la máxima potencia

Latte art

Melannie Aquino está al frente de una pequeña cafetería en el centro de la ciudad de San Francisco, en Estados Unidos, una localidad de ambiente joven y urbano donde sienten gran pasión por el buen café. En los últimos meses ha conseguido fama mundial gracias a su increíble talento decorando los cafés que sirve y que comparte a través de las redes sociales. Su perfil de instagram tiene miles de seguidores y no es para menos, con echar un vistazo a su galería es fácil quedarse prendado de su obra.

Lo que distingue el latte art de esta chica es su peculiar estilo que recuerda a dibujos e ilustraciones sobre papel, con un aire de cómic muy alegre y algo ingenuo, rasgo que se acentúa por su predilección hacia personajes de películas, dibujos animados y animales simpáticos de todo tipo. Tiene una técnica tan depurada que realmente parece que las imágenes sean estampaciones, cuando en realidad son obra de su maestría dibujando sobre la crema del café latte.

Latte art

Aprovecha siempre el color más blanco de la espuma de leche para rellenar el cuerpo de sus pequeñas criaturas, de tal forma que destacan sobre la crema de tono canela del café. Además, gracias a su pulso y meticulosidad, dibuja a la perfección el perfil de cada figura, añadiendo todo tipo de detalles que dan vida a cada personaje. Incluso se permite el lujo de jugar con texturas y de dotar de dinamismo a las imágenes.

No os perdáis su galería y los vídeos en los que podemos ver a esta artista del café en acción, hace que parezca realmente fácil. El resultado son obras únicas, y no sorprende que haya colas en su local para conseguir uno de sus codiciados cafés artísticos. El problema es que son tan bonitos y tan perfeccionistas que da mucha pena tener que bebérselos, aunque sea un café de primera calidad. Es sin duda un gran ejemplo del arte efímero del café.

Fotos | Melaquino

En Mi Mundo Philips | Taza vs vaso: ¿cuál elegir para degustar mejor el café?

En Mi Mundo Philips | ¿Por qué podemos considerar un arte decorar el café con leche?

 

 

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.