Cómo limpiar tus brochas de maquillaje y alargar su vida útil

, 22 de noviembre de 2017

limpiar brochas maquillaje

Tan importante como elegir los productos adecuados para maquillarse es cuidarlos y mantenerlos en perfecto estado. De poco sirve que inviertas en unas buenas brochas si nunca, desde que las compras hasta que las cambias, las limpias. Son tus utensilios de trabajo para el make up, como las ollas y las cucharas lo son para la cocina.

Lavar y desinfectar las brochas no es una cuestión baladí: evitará que la suciedad que en ellas se acumula llegue a tu piel y te cause irritaciones, rojeces o granitos.

¿Basta con meterlas debajo del grifo y dejarlas secar? No exactamente. Hay que seguir unos pasos y tratar de forma diferente cada una según el uso que le demos.

Para las brochas de sombra aquí y sombra allá

brocha maquillaje sombra

Las brochas que empleemos para aplicar productos en polvo —sombras de ojos, colorete o polvos compactos— se pueden limpiar sencillamente con un champú especial para bebés o uno con pH neutro. Usándolos evitaremos que los pelos se apelmacen y, por tanto, alargaremos su vida útil.

El proceso es simple: coloca una gotita de producto en tu mano, frota la brocha, aclárala y déjala secar. Es importante que tengas dos cosas en mente cuando hagas esto.

Primero: cuando aclares la brocha, hazlo con sus pelitos hacia abajo. Si lo haces a la inversa, el agua puede filtrarse hasta el pegamento del mango y hacer que se despegue. Segundo (y por el mismo motivo): deja que las brochas se sequen siempre en horizontal, nunca en vertical.

Lavavajillas para el mantenimiento beauty

Aquellas brochas que uses para aplicar productos más grasos como la base de maquillaje o el corrector de ojeras en barra requieren de una limpieza en mayor profundidad. Todo responde a una razón muy sencilla: esos materiales semilíquidos penetran mejor en las fibras del pelo y son más difíciles de eliminar.

En este caso, un lavavajillas líquido puede ser nuestro mejor aliado. Bastará con repetir el mismo proceso que hemos explicado antes y, si ves que los restos de maquillaje siguen sin salir, opta por enjabonarlas con aceite de oliva, el desmaquillante más potente y eficaz.

brocha maquillaje especial

El ahorro está en el truco

Si, habitualmente, empleas un amplio abanico de brochas, quizá estés pensando que vas a gastar mucho champú o lavavajillas para salvaguardar la higiene de tus utensilios.

Un buen truco para optimizar el producto es emplear un guante de tejido grueso (como los de rizo) o una toalla. Lo absorberán, harán un ‘efecto espuma’ y aprovecharás más cada gotita.

Con esto en mente, ya estás lista para desmaquillar a quienes te maquillan.

Imágenes | Unsplash – Joanna KosinskaManu CamargoMorgan McDonald

En Mi Mundo Philips | Las brochas de maquillaje que necesitas para un acabado profesional

En Mi Mundo Philips | Haz limpieza de neceser: estos son los diez productos de belleza indispensables

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.