Cómo llegar fresca y guapa tras un vuelo transoceánico que te deja para el arrastre

, 8 de julio de 2016

vuelo trasoceanico

Viajar en avión hace tiempo que dejó de ser un placer para convertirse en una especie de tortura que aceptamos gustosamente con tal de transportarnos hasta otro lugar del mundo que nos apetece mucho visitar. Quién haya volado hasta América o Asia sabe que ese vuelo no será una travesía fácil, y menos volando en clase turista. Pero tenemos trucos para todo, incluso para cuidarnos y estar relativamente fresca y guapa tras un vuelo transoceánico.

Hidratación por dentro y por fuera

La cabina de los aviones suele ser un lugar bastante seco, y nuestra piel se resiente. Bebe bastante agua durante el vuelo y lleva una crema hidratante en tubo de pequeño tamaño para masajear el rostro y las manos. Aunque mi favorita es el agua termal para refrescar el rostro y conseguir que luzca mucho más descansado.

Evitar la hinchazón

Otro efecto secundario bastante desagradable de los vuelos largos es la mala circulación en las piernas que provoca que nuestros pies se hinchen. Lleva calzado cómodo, o mejor aún, quítate los zapatos durante el vuelo y ponte unos calcetines gordos para que los pies estén a sus anchas. Muévete y pasea por el avión y haz movimientos rotatorios con los pies. Evita la comida del avión, porque contiene demasiada sal y retiene líquidos, y lleva tu propio refrigerio, lo ideal es tomar fruta o una ensalada ligera. El toque final para que tus pies y piernas lleguen como nuevos es darte un masaje con crema de pies con mentol.

Limpieza facial

El aire que hay en cabina está bastante sucio. Lo notarás en la piel si te pasas un algodón con crema desmaquilladora cuando llegues a tu destino. Esa suciedad hace que tu piel luzca apagada y cansada. Así que si has metido en tu maleta tu VisaPure Essential, limpia tu piel cuanto antes para evitar que los poros se obstruyan y empieces tus vacaciones con algún granito.

El toque final

Intenta descansar y dormir lo máximo posible durante el vuelo (y que no te dé vergüenza ponerte tapones para los oídos, antifaz, o usar una almohada para el cuello), y cuando llegues a tu destino, ponte gafas de sol de tamaño XL (lo hacen todas las famosas para ocultar las malas caras) y hazte una bonita coleta o una trenza si tienes el pelo demasiado revuelto. Tu look será impecable como si el vuelo hubiera sido en primera clase.

Foto | Pixabay

En Mi Mundo Philips | El color de pelo de moda este verano tiene nombre de sandía: watermelon hair

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.