Lo que necesitas saber para escoger buen café en grano

, 7 de julio de 2016

Café en grano

Los verdaderos apasionados del café no nos conformamos con cualquier cosa, queremos la máxima calidad y sabor en nuestra taza. Ya sabemos que es fundamental contar con una buena cafetera espresso que prepare el café moliéndolo al momento con la temperatura exacta, y hemos aprendido por qué hay que huir del torrefacto. Pero, ¿sabes cómo escoger un buen café en grano?

Las claves del café en grano

Un café perfecto es un conjunto de factores que unidos nos permiten disfrutar de una taza perfecta. Nuestra cafetera nos prepara el café justo como más nos gusta, algunos lo prefieren con leche y otros con más o menos azúcar, pero si la materia prima no es de calidad, el sabor y el aroma final se resentirán. Por eso es importante prestar atención al café en grano que vamos a comprar.

Hay muchos tipos de café con orígenes distintos que presentan diferentes tamaños, aromas y grados de tostado. Al final sucede como con el vino, cada uno tiene sus gustos personales, pero sí que hay una serie de puntos que podemos considerar a la hora de escoger los granos de café con los que elaborar nuestra bebida favorita en casa.

Lo que debes tener en cuenta

Café en grano
  • ¿Arábica o robusta? Ambas variedades producen buen café, pero presentan notables diferencias. Los robusta tienen más cuerpo, son más amargos, de sabor más fuerte y contienen más cafeína, mientras que el arábica es más afrutado, suave y con más aroma.
  • La importancia de la altitud. El lugar de cultivo del café también juega un papel fundamental en el sabor. Los cafés que proceden de plantaciones a mayor altura ofrecen un mejor sabor con aromas más complejos, y además suelen coincidir con suelos volcánicos, más ricos para las plantas.
  • El lavado del grano. Los granos de café pasan por un proceso de preparación antes de tostarse que incluye el lavado para retirar las capas externas del fruto. Hoy en día encontramos fundamentalmente tres tipos: café de secado natural, café lavado y semilavado o miel. El primero ofrece un café con mucho cuerpo pero menos fino, el lavado es más limpio y suave, y el semilavado es ligeramente afrutado y ácido.
  • Tamaño y color en el tostado. La fecha de tostado de los granos es importante porque irán perdiendo cualidades a medida que pase más tiempo. Además podemos apreciar la calidad del café observando y analizando los aromas antes de ser molidos. Los granos deben ser grandes, del mismo tamaño y presentar un color tostado uniforme, sin llegar al negro, y sin defectos en su superficie.

Después de tener en cuenta todos estos factores puedes ir probando granos de café de distintos orígenes hasta encontrar tu variedad favorita. Recuerda que todo influye a la hora de preparar el mejor café en casa, y todo el proceso empieza desde la misma planta.

En Mi Mundo Philips | Siete gadgets que solo un sibarita del café tiene en casa

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.