Consejos de la matrona para cuidarse después del parto

, 6 de abril de 2016

posparto

Tan importantes son los cuidados durante el embarazo, como lo son los cuidados que debemos tener todas las mujeres que acabamos de pasar por un proceso de parto, ya sea vía vaginal o abdominal.  Mis recomendaciones al respecto son las siguientes:

Descanso necesario

Coloco este punto adrede al principio de este post, porque creo que es el más importante, pero sorprendentemente, el que menos se toman en serio  la mayoría de las mujeres. La llegada a casa con vuestro bebé, es una de las imágenes que más se os quedará grabada en vuestra mente. Supone una toma de contacto con la realidad. Y digo esto, porque cuando estamos en el hospital, sientes el amparo del equipo de matronas, enfermeras, auxiliares o médicos que tienes a tu alrededor, y eso os aporta mucha seguridad y sensación de control sobre la situación. Pero todo cambia cuando llegas a casa: aquí te haces verdaderamente consciente de la responsabilidad que supone ser madre o padre y tener a una personita dependiente de tí durante las 24 horas al día. Algunos puntos sobre los que quiero insistir de manera especial son:

  • Tómate tiempo para ti misma: no sólo es necesario, sino imprescindible. Debéis cuidaros y mimaros todo lo que podáis. Y ¡cuidado!, esto no implica el que descuidéis a vuestro bebé. La sociedad nos ha inculcado desde hace siglos que nuestra única labor en el mundo es la de ser madres, y que eso supone un total descuido para con nuestro propio cuidado o atención. Pero debemos ser conscientes de que para poder cuidar a los demás, debemos empezar por nosotras mismas. Esto implica saber delegar y saber pedir ayuda.
  • Es fundamental descansar un mínimo de 7-8 horas diarias; muchas pensaréis que me vuelto loca al decir esto. Pero ¡sí! es posible. No digo que esas horas sean de descanso nocturno, porque obviamente sería imposible. Pero debemos aprender a compensar la falta de sueño nocturno con ratos de sueño o descanso diurno. Algo que nos tiene que quedar muy claro a todas, es que estos primeros meses no podemos pretender ser perfectas: ni tener la casa perfectamente recogida, ni la ropa perfectamente planchada, ni la comida perfectamente hecha. Esto significa que debemos de aprender a priorizar y a ocuparnos de lo que ahora es realmente importante.
  • Cuidado con las visitas: Este es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta en el postparto. Bajo mi experiencia, he visto a multitud de parejas discutiendo y enfrentados por este tema. Y por desgracia, a multitud de mujeres al borde de una depresión postparto por la “carga social” que conlleva el postparto. Desde Calm Maternity, es un tema que siempre trato muy a fondo con las parejas. Yo no soy quién para dar consejos sobre vuestras propias familias o amigos, pero sí sé hacer las preguntas oportunas para que encontréis las respuestas. Y es desde aquí, desde donde la pareja aprende a decidir cómo quiere vivir su postparto, a quién decide hacer caso y opinar, a quién debe pedir ayuda y de qué manera debe aprender a decir NO.

Cuidados de los puntos

  • Os aconsejo que os sentéis siempre sobre superficies duras, con las piernas juntas y sin cruzar.
  • Permítete tu ducha diaria, lavando los puntos (sean vaginales o bien la cicatriz de la cesárea) con agua y jabón neutro.
  • Debéis recordar que lo mas importante en el cuidado de la herida es realizar un cuidadoso secado de la misma, cambiando en el caso de la episiotomía  frecuentemente de compresa (siempre deberá ser tocológica, bien de algodón o de celulosa).
  • En el caso de un parto vía vaginal, los puntos se caen solos en torno a los 4-12 días. Si el nacimiento fue por cesárea, depende de la técnica quirúrgica, lo más probable es que se aplique un cierre por grapas, lo que requiere su retirada aproximadamente entre los 7-10 días.
  • En el caso de que aparezca fiebre, dolor excesivo o supurara contenido la herida, acudir al servicio de urgencias del hospital.
  • Y os no os olvidéis de pedir una cita con vuestra matrona de referencia para la primera revisión postarto en torno a los 10 días.

higieneCuidado de las mamas

  • Es importante un adecuado lavado de manos antes de ofrecerle el pecho a tu hijo.
  • En cuanto a la higiene de las mamas, basta con la ducha diaria, no siendo necesario el lavado de los pezones previo a cada toma ni después de la misma.
  • Lo que sí os recomiendo, es que después de cada toma os apliquéis siempre un poco de vuestra propia leche sobre areola y pezón, dejándolo luego  secar al aire unos segundos.
  • Es importante recordar que se deben utilizar siempre sujetadores apropiados para la lactancia; la mama debe estar bien sujeta pero no apretada.

alimentacionAlimentación

  • Debe ser variada y rica en fibra (verduras, frutas frescas, legumbres, pan integral, carne y pescado). Asegurando una ingesta mínima diaria de medio litro de leche o derivados lácteos.
  • Se deben beber abundante líquido; mi recomendación es de 2 litros de agua diaria.
  • Evitad siempre bebidas excitantes y el alcohol.
  • En el caso de haber optado por la lactancia materna, yo os recomiendo siempre evitar los primeros meses aquellos  alimentos que puedan cambiar mucho el sabor de la leche o que produzcan excesiva flatulencia (coles, alcachofas, ajo, cebolla o picantes).
  • Intentad no abusar de alimentos muy grasos o excesivamente dulces.

Los loquios

Llamamos loquios a la secreción sanguinolenta que se expulsa después de un parto o una cesárea, y que suele durar entre los 15 días hasta un mes y medio de media. La evolución de los mismos es distinta de unas mujeres a otras, pero como norma general ocurre lo siguiente:

  • Van variando a lo largo del puerperio. Lo habitual es que en su evolución pasen de ser sangre roja durante la primera semana, y en cantidad más abundante, para convertirse en un flujo más marronáceo o rosáceo y de menor cantidad a partir de la segunda semana.
  • Me gustaría que tuvieseis en cuenta la posibilidad de que durante dos o tres días se deje de manchar, y al cabo de este tiempo empiece de nuevo (incluso con sangre roja o coágulos). Esto a veces puede alarmar a la mujer, pero es un hecho muy común durante la cuarentena.
  • Los loquios suelen ceder completamente en torno al mes y medio (la famosa cuarentena).
  • Debéis también saber que tienen un olor peculiar, pero nunca fétido. Si ocurriera esto último, os recomiendo acudir a la consulta de vuestra matrona para valoración.

Ejercicio:

  • Os recomiendo evitar cargar con peso y minimizar aquellos movimientos con los que notéis dolor en la zona de la herida.
  • Durante la hospitalización, mi consejo es que caminéis frecuentemente para evitar los edemas y la retención excesiva (salvo contraindicación médica), aumentando el tiempo de paseo progresivamente.
  • Iniciad los ejercicios de Kegel lo antes posible para favorecer una rápida recuperación del suelo pélvico y una mejor cicatrización de la herida.
  • Como norma general, y respetando siempre el bienestar materno, a partir del mes se podría iniciar el ejercicio habitual en el caso de partos vaginales no complicados, y a los dos meses en el caso de las cesáreas.

Lo importante es que disfrutéis del momento y del camino que habéis iniciado como madres y padres. Y que sigáis siempre vuestro instinto, ese que todos tenemos y al que a veces dejamos de escuchar.  Y nunca os culpabilicéis por no llegar. Quedaos siempre con esta idea: “lo he hecho lo mejor que he podido, sin perderme a mí mismo por el camino”.

En Mi Mundo Philips |Guía con todos los trámites que debes hacer después del parto (prepárate)

Fotos| iStock splendens LarsZahnerPhotography gbh007

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.