¿Los padres millennials son diferentes de los de anteriores generaciones?

, 18 de octubre de 2017

Los nuevos padres ya no sueñan con una casa con jardín, y tener dos o tres hijos y un perro correteando por la casa. Los padres millennials se conforman con una casa más pequeña y una nueva dinámica basada en el minimalismo a la hora de ser padres y cuidar de los hijos. Las nuevas generaciones se plantean la vida de una manera distinta, desde el trabajo, pasando por sus hogares, y por supuesto, también sus tareas como padres.

Minimalismo o conformarse con lo que uno tiene

Así como la Generación X pensaba en crecer profesionalmente antes de convertirse en padres, los millennials retrasan la paternidad por otros motivos: quieren vivir experiencias antes de embarcarse en la aventura. Los empleos precarios tampoco ayudan a asumir la fuerte inversión que supone ser padres. La solución es basar el valor de la vida en las relaciones y las experiencias vitales más que en las posesiones. Eso les lleva a enfocar la paternidad como algo de lo que disfrutar en lugar de tratar de comprarlo todo para el bebé.

No acumular

Los millennial viven en casas diminutas, y con niños es posible que te pases el día rodeado de juguetes y todo tipo de aparatos para cuidar del bebé. La solución para que no veas tu espacio invadido es comprar menos y hacerte solo con lo estrictamente necesario. El consumo colaborativo y la economía compartida hace que los nuevo padres compren más de segunda mano, y compartan más con amigos las compras para el bebé en lugar de comprar todo nuevo. Una razón más para abrazar la forma de vida minimalista.

Padres más viajeros

En cuanto tuvieron oportunidad, lo millennials salieron de sus casa para viajar a través de Erasmus, emigrando para buscar empleo, etc. Es un estilo de vida muy viajero que ahora quieren compartir con sus hijos. Los niños se adaptan a la forma de vida de sus padres en lugar de al revés. Eso permitirá a los niños aprender de lo que ven en los viajes en lugar de aprender solo de los libros: serán menos apegados, más libres, más flexibles y mucho más internacionales ya que aprenderán a ver el mundo desde una perspectiva mucho más cercana.

Focalizar en lo que de verdad importa

En lugar de poner el centro de atención en las cosas materiales y pasar la vida trabajando más para ascender en la carrera profesional y en la vida, los millennials prefieren disfrutar del tiempo con la familia, con los amigos y acumulando experiencias. Así que pelearán mucho más por una adecuada conciliación entre trabajo y vida personal. Tratarán de llenar la vida de sus hijos de recuerdos bonitos: celebraciones familiares en Navidad, viajes, más que de regalos caros.

Más involucración de los papás

Generación a generación, los padres cada vez pasan más tiempo con sus hijos en lugar de delegar las tareas en la madre. Hace poco vimos cómo el permiso de paternidad se ampliaba. Ellos también se preocupan por como criar a sus hijos, por disfrutar de tiempo con ellos, por llevarlos en portabebés, por pelear por una custodia compartida en caso de divorcio, etc. La paternidad es mucho más igualitaria y hasta Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, cogió unos meses de paternidad cuando fue padre.

La ayuda de la tecnología

Los millennials han vivido siempre conectados, así que buscan sus dudas de paternidad por internet, se ayudan de los servicios que se ofrecen a casa para ahorrar tiempo (como las compras online), organizan su paternidad a través de aplicaciones móviles y comparten más momentos en redes sociales. Hasta pueden vigilar a su bebé a través de la tablet, haciendo que la hiperconectividad les ayude a ser mejores padres.

En definitiva, los padres millennials son más cercanos con sus hijos y buscan soluciones que les permitan aprovechar su tiempo al máximo para disfrutar de los niños.

Fotos | iStock Katie_MartynovaevgenyatamanenkoLacheev

En Mi Mundo Philips | Tendencias de crianza que vienen de EEUU ¿las veremos pronto aquí?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.