No estropees el café con tus manías y prepáralo como un profesional

, 9 de marzo de 2016

Las manías del café

Sabemos que te gusta el café, que disfrutas como nadie de tu taza recién hecha y que disfrutas tanto preparándolo en casa con tu cafetera Philips como degustándolo tranquilamente en una buena cafetería. No sólo te gusta, te apasiona y te fascina la cultura del café. Sin embargo, todos tenemos costumbres difíciles de olvidar, y podrían estropear tu bebida favorita sin darte cuenta. Si quieres ser un auténtico experto del café presta atención y aprende de las manías que los profesionales no soportan.

La temperatura sí importa

Las manías del café

Un barista probablemente te maldecirá por dentro si en una cafetería pides que tu café esté “muy, muy caliente”. No importa si eres muy friolero o si te gustan las tazas humeantes, la temperatura es primordial en la elaboración de un buen café. La cafetera está ajustada para calentar el agua a la temperatura correcta, no pretendas que se caliente más de lo debido ni utilices agua hirviendo en casa para rellenar el depósito.

Si lo que pretendes es subir los grados de la taza calentando de más la leche de tu cortado o de tu capuccino, de nuevo caerás en un grave error. La leche, al calentarse demasiado, se quema, y puede estropear todo el sabor de tu café. Tendrá una textura poco agradable y además puede amargar, ya que el azúcar natural de la leche se echa a perder cuando nos pasamos de temperatura.

La paciencia es una virtud

A nadie le gusta esperar y a veces tenemos poco tiempo, especialmente por la mañana, pero la paciencia es clave en la preparación de un buen café. La impaciencia a veces nos lleva a convertir la prisa en manías poco recomendables tanto en casa como en la cafetería. Los profesionales saben hacer su trabajo y no necesitan que les pongas nerviosos metiéndoles prisa, tampoco es buena compañera si estamos en casa.

Cualquier atajo en la elaboración de tu café solo puede traer malas consecuencias. Respeta los tiempos de preparación de la cafetera, deja que la infusión dure el tiempo justo y no dejes que las prisas te quemen la lengua a la hora de engullir tu taza. El café sabe mejor si ha reposado unos minutos y tu garganta te lo agradecerá.

No te pases con los sabores raros

Las manías del café

Hay muchas maneras diferentes de degustar el café, y de hecho nosotros te hemos enseñado muchas ideas para añadir aromas y sabores originales para variar tu bebida favorita. Sin embargo, no hay que pasarse con la creatividad. ¿Qué crees que piensa tu barista cuando le pides un capuccino con cacao, canela, vainilla, toffee y sirope de avellana?

Los mejunjes raros no funcionan en una taza de café, y lo que es peor, ocultan totalmente el sabor de la materia prima. Elige uno o dos toques aromáticos que añadan un puntito diferente a tu bebida, pero procura que sea el café siempre el gran protagonista.

Normas de etiqueta

Puedes disfrutar de tu café en la intimidad del hogar, pero ten cuidado con exponer tus manías si tienes invitados en casa o si acudes a una cafetería. Hay normas de etiqueta básicas para comportarse con otros amantes del café, y todos deberíamos respetarlas para compartir nuestra pasión cafetera en armonía. Si eres anfitrión, sirve primero a los demás y pregunta siempre cómo les gusta su café, no todo el mundo tiene por qué compartir tus gustos.

En un café no seas demasiado hipster y no presumas de tus conocimientos de experto dando consejos al barista. No seas indeciso si tienes una cola de clientes detrás de ti y no hagas tu pedido mientras hablas por el móvil. Si vas a relajarte o a trabajar en la cafetería, no acapares tu sitio durante horas pidiendo sólo una taza de espresso, e intenta dejar tu sitio con cierto orden y limpieza. Los trabajadores y los demás clientes te lo agradecerán.

Olvídate de manías para degustar un café de calidad

Las manías del café

¿De qué sirve invertir en unos granos de café de origen de alta calidad, orgánicos y recién molidos, si luego llenas tu taza de leche y azúcar? Un buen café premium, preparado correctamente en una cafetera de precisión, merece la pena ser degustado en todo su esplendor. Aprende a utilizar distintos cafés y desecha las manías ante una taza de calidad.

Del mismo modo que un barista te mirará mal si le pides un café lleno de leche con su mezcla especial de granos llenos de matices aromáticos, no hagas lo mismo en casa. Los cafés que realmente merecen la pena han pasado por un proceso largo y costoso de producción hasta llegar a tu taza para que puedas degustar todo su cuerpo, aroma y sabor, así qué hazte un favor y procura no vaciar medio azucarero cuando lo vayas a tomar.

Los profesionales del café no sólo saben cómo dominar las técnicas de preparación del café, también comparten tu pasión cafetera y se pasan años aprendiendo y perfeccionando cómo hay que degustar cada taza. Confía en su experiencia y destierra para siempre esas manías que te separan de disfrutar de verdad de un buen café.

En Mi Mundo Philips | Café, el ingrediente secreto para triunfar con tus postres

En Mi Mundo Philips | Aprende de una vez por todas a preparar el auténtico café cappuccino

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.