Mantener tu casa ordenada con 15 minutos al día de limpieza

, 25 de septiembre de 2017

¿Eres de los que dedica un día de la semana a hacer limpieza general? Es una costumbre muy extendida sobre todo hoy en día, cuando pasamos mucho tiempo fuera y volvemos cansados sin tiempo ni ganas para nada. Pero hay una forma mucho más fácil y efectiva de mantener la casa limpia y ordenada invirtiendo solo 15 minutos cada día.

Limpieza diaria VS limpieza general

El sistema de invertir una jornada cada semana o cada quince días a hacer limpieza general se ha vuelto muy popular en todos los hogares, ya sean familias con hijos, solteros o parejas. Los motivos son evidentes: aprovechar el tiempo libre para hacer todas las tareas del hogar de golpe porque no podemos durante la semana.

Sin embargo, no es muy práctico. Es agotador y nos obliga a renunciar a otros planes ese día, que deberíamos ocupar en actividades de ocio o descansar. Y aunque al terminar da gusto ver la casa de punta en blanco, a lo largo de toda la semana el desorden y la suciedad se van acumulando, y se nos olvida ocuparnos de ciertas zonas que deberíamos limpiar con más frecuencia.

Es mucho más práctico, sencillo y efectivo dedicar un pequeño tiempo diario a mantener la casa limpia. El secreto está en aprender a planificarse, exprimir al máximo cada minuto y priorizar las tareas. Toma nota de estas normas y trucos, organiza un calendario familiar a vuestra rutina y pronto verás los resultados.

Empieza tirando todo lo superfluo

No gastes tiempo ordenando o recogiendo trastos inútiles que nadie necesita. Si has hecho alguna mudanza ya habrás aprendido a deshacerte de todo lo superfluo que no merece la pena guardar. ¿Para qué acumular cosas que solo contribuyen al desorden y a atraer el polvo? Antes de buscar sitio a esas revistas o a ese juego de tazas que nadie usa, piensa si realmente son de utilidad.

Cuidado al llegar a casa

Recuerda que gran parte de la suciedad y de los alérgenos entran por la puerta de casa. Limpiarse bien los zapatos, cambiarse el calzado, guardar la ropa de abrigo y sacudir al perro son pasos esenciales antes de entrar al hogar. Tampoco caigas en la tentación de dejar bolsas, mochilas, cartas o llaves tirados de cualquier manera. Pon todo en su sitio y todo seguirá en orden durante más tiempo.

Recoge y limpia al mismo tiempo que cocinas

En la cocina podemos usar miles de utensilios, cubiertos y cazuelas (dependiendo de la receta, claro). Si aprendes a ir recogiendo y limpiando sobre la marcha, no terminará pareciendo una zona de guerra. También es buena idea organizarse para que un miembro de la familia cocine mientras otro ayuda limpiando, incluso pueden ayudarnos los niños cuando son un poco más mayores.

No acumules platos sucios

Lo mismo al terminar de comer o cenar. Puede que con el desayuno tengamos menos tiempo, pero en realidad no se tardan más de dos minutos en dejar los platos y tazas medianamente apañados en el fregadero para limpiarlos rápidamente al volver a casa. Si tienes lavavajillas, mejor aún; coloca todo dentro y ponlo en marcha con programas cortos para no tener que esperar a llenarlo.

Todo en su sitio después de usar

A veces parece que la casa está sucio y solo hay desorden. Invierte en varios juegos de cajas, cestos o de otros utensilios de pequeño almacenaje y distribuye por las diferentes estancias según lo necesites. Por ejemplo, en el salón siempre hay mil cosas dando tumbos, pero si les asignamos un sitio concreto es más fácil guardar cada objeto después del uso. Revistas, mandos a distancia, cargadores, juguetes, velas, set de costura… Cuando algo se utilice, se guarda.

Un día para los baños

Parece que limpiar los baños requiere mucho tiempo, pero con 15 minutos bien invertidos tendremos tiempo de sobra. Dedicando dos días a la semana a los cuartos de baño el trabajo será más eficiente y rápido, y aguantarán limpios más tiempo. Establece un orden y será un trabajo mecánico de coser y cantar, por ejemplo: inodoros, duchas, lavamanos, paredes, espejos y suelos. Y una vez cada quince días, limpieza de interior de armarios y cajones.

Aspirar las alfombras

Si tienes muchas alfombras en casa lo mejor es pasar el aspirador cada dos días, o incluso a diario si hay mascotas. Es especialmente recomendable con alérgicos en casa, pero también marca la diferencia si queremos un hogar bien limpio. Los aspiradores con cabezales especiales para alfombras minimizan el esfuerzo y apenas necesitaremos unos minutos al día para tenerlas impolutas.

 

Superficies y muebles de las zonas comunes

Elige otro día de la semana para acabar con el polvo de las superficies en las habitaciones de más uso. Salón, cocina, sala de estar, comedor… Si habéis aprendido a guardar cada cosa en su sitio será mucho más fácil y rápido, el desorden ralentiza las tareas de limpieza.

Superficies del resto de la casa

Alterna los días para limpiar los muebles y zonas visibles de las habitaciones secundarias o de menos uso, como los dormitorios, la oficina o la sala de estudios. Dividiendo las estancias de casa en dos o tres días diferentes solo tardaremos 10 o 15 minutos cada vez y el polvo no se acumulará.

Suelo de la cocina y comedor: perfecto cada día

Es inevitable que el suelo de los espacios donde cocinamos y comemos se ensucien mucho más. No esperes a acumular suciedad, con pocos minutos al día es suficiente para mantenerlos limpios. Un aspirador de escoba sin cables como el PowerPro Aqua es ideal para estas tareas, ya que tiene función 2 en 1 con mopa integrada, aspira y friega también en suelos húmedos.

No te olvides de lo que siempre se olvida

Cuando nos machacamos limpiando un día entero siempre nos dejamos esas tareas o zonas menos urgentes “para otro día”, y al final se nos van olvidando. Ahora puedes asignar uno o dos días al mes para ocuparte de ello sin esfuerzo. Por ejemplo, los fuegos de la cocina, el interior del microondas, los estantes más altos, conductos de aire, el ordenador, el fondo de la despensa, etc.

La clave de este sistema de limpieza está en dividir las tareas asignándoles un día distinto y concentrar toda la atención en cada zona para hacer más eficiente el esfuerzo. Probad en casa a organizar un día completo y pronto será ya parte de vuestra rutina habitual. ¿Tienes algún truco de limpieza para ahorrar tiempo?

Fotos | iStock.com – ConstantinosZferlistockphotoAndreyPopovseb_ra

En Mi Mundo Philips | Por qué limpiar el cuarto de baño también es importante para los alérgicos

En Mi Mundo Philips | Sí, tener el baño siempre perfecto es posible con estos consejos y trucos de limpieza

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.