Mi experiencia con el extractor de leche Comfort de Philips AVENT: coser y cantar

, 7 de junio de 2013

Acabo de probar el nuevo extractor de leche Comfort de Philips AVENT. Y estoy encantada. Me ha parecido muy fácil de usar, muy cómodo y ha conseguido sacar ¡hasta 150 ml de leche materna! Ya lo he puesto en el congelador, así que ya tengo una ración lista por si me tengo que ausentar algún día y no voy a estar con mi bebé en alguna de las tomas. Os cuento cómo usarlo y mi experiencia con este extractor.

El extractor de leche: cómo usarlo

El extractor de leche se puede empezar a usar cuando la lactancia materna ya está establecida (de 2 a 4 semanas desde el nacimiento del bebé). Han pasado algo más de 2 semanas del nacimiento de mi segundo hijo y como ya utilicé un extractor con mi primer hijo, creo que ya estoy preparada para utilizarlo. He aprovechado la primera hora de la mañana, una media hora después de que el bebé haya tomado el pecho y después de ducharme (el calor facilita la extracción de leche).

Siguiendo las instrucciones del extractor de leche Comfort de Philips AVENT, lo primero que he hecho ha sido lavarme las manos y esterilizar las piezas con agua hirviendo durante cinco minutos. Después de que se hayan enfriado, he procedido al montaje del extractor, que es realmente fácil.

Me he sentado cómodamente en el sofá, con la espalda apoyada en el respaldo y he colocado el pezón centrado en el cojín masajeador. Los primeros bombeos (repetidos unas 5 o 6 veces de manera rápida) sirven para estimular la producción de leche y para que se cree un sellado estanco del cojín entorno al pezón. Poco después ha empezado a salir la leche y ya he adaptado el ritmo más lentamente.

Extractor de leche Comfort de Philips: mis impresiones

He estado con el extractor diez minutos en cada pecho, y he conseguido sacar 90 ml de un pecho y 60 ml del otro. ¡Estupendo para ser una primera vez! Al final la extracción es como todo, que hay que cogerle el truco y las primeras extracciones no suelen ser muy efectivas, pero con este nuevo extractor la verdad es que desde el principio me ha funcionado muy bien. Con mi primer hijo y otro extractor sólo conseguí sacar 60 ml de los dos pechos la primera vez.

Es realmente sencillo de usar, casi ni se nota el proceso de bombeo. Además como el extractor es manual, tú regulas el ritmo y la rapidez con la que bombeas. El cojín masajeador que incluye el extractor se adapta cómodamente a mi pecho, pero se puede comprar un cojín para pezones más grandes por separado si es necesario.

Finalmente, he almacenado la leche en el congelador, apuntando la fecha y hora de la extracción así como la cantidad congelada, para tenerlo preparado para cuando haya que sacarlo.

El extractor es muy ligero y compacto, así que es ideal si tienes que transportarlo al trabajo o cuando vas de viaje. Además, resulta compatible con toda la gama de productos AVENT. Totalmente recomendable.

Mi mundo Philips | ¿Cómo almacenar la leche materna?: el manjar más preciado y el más delicado

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.