Mitos sobre el chupete que conviene explicar

, 23 de abril de 2019

mitos chupetes

Casi seguro que el chupete es o será uno de los grandes compañeros de tu bebé en los primeros meses de su vida, símbolo por excelencia de la primera infancia y un objeto clave para muchos padres. Pero, ¿qué hay de verdad en los mitos sobre el chupete? ¿Es cierto que deforma la boca de los niños? ¿Es incompatible con la lactancia? ¿Son beneficiosos frente a la muerte súbita?

Resolvemos estas y otras dudas para que te sientas segura y confiada cuando tu bebé utilice chupete.

Mitos sobre el chupete que debes conocer

mitos chupetes

Es incompatible con la lactancia.

Falso. El reflejo de succión se produce en el vientre materno y persiste hasta los 12 meses. Este reflejo instintivo permite que se agarre al pezón para empezar a alimentarse, por lo que es recomendable prescindir del uso del chupete, hasta que se haya establecido correctamente la lactancia. En la mayoría de ocasiones solo hacen falta de un par de semanas a un mes para conseguirlo.

A partir de entonces, cuando tu pequeño haya aprendido a diferenciar el mecanismo de succión relacionado con el pecho o con el chupete podrás ofrecérselo para calmarle y reconfortarle.

El chupete deforma la boca de los bebés

Falso. Es uno de los mitos sobre el chupete más extendidos. Su uso no afectará a los dientes de tu hijo a no ser que lo utilices de forma inadecuada, mojándolo con agua con azúcar, zumos azucarados u otros alimentos que contengan azúcar, que le podría producir las primeras caries.

No ofrecer un chupete a un bebé puede provocar que busque alivio en su propio pulgar, un hecho que sí es perjudicial para su salud bucodental. Tal y como indica la Sociedad Española Odontológica Pediátrica (SEOP), no se producen malformaciones si se retira antes de los tres años.

Solo podría ser perjudicial si lo utiliza demasiado tiempo o si el chupete que le ofreces es de mala calidad y no está diseñado por especialistas en la materia.

Encontrarás chupetes de todas las medidas y para todas las edades, desde los chupetes mini con tetina ergonómica, para bocas pequeñas de bebés de 0 a 2 meses, chupetes diseñados para fomentar un flujo de aire adicional y minimizar la irritación de la piel, como el modelo Freeflow de Philips Avent, incluso diseños sorprendentes y muy divertidos que incluyen un peluche, los Philips Ultra Soft Snuggle, para que el bebé siempre tenga al alcance de su mano a sus compañeros inseparables, un chupete y su peluche favorito.

mitos chupetes

Previene la muerte súbita del lactante

Cierto. Aunque no se ha descubierto a ciencia cierta cuál es el mecanismo por el que el chupete protege del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL), la Asociación Española de Pediatría considera que su uso es beneficioso para evitarla.

Ten en cuenta que el chupete impide que la lengua caiga hacia atrás, un hecho que podría obstruir las vías respiratorias del bebé y disminuye las pausas de apnea del pequeño. Además, está demostrado que los bebés que utilizan chupete no duermen boca abajo en la cuna, una posición que incrementa el riesgo de SMSL.

mitos chupetes

Retirar el chupete a un niño es muy complicado.

Falso. Aunque puede ser que algunos niños necesiten más tiempo el chupete que otros, lo normal es que lo dejen entre los 2 y los 3 años. Preferiblemente antes de empezar la escuela. Ayudarle a dejarlo poco a poco y con paciencia, esperar el momento apropiado y sugerirle que empieza a ser mayor para usar chupete, sin dramatizar, y con refuerzos positivos permitirá que lo deje sin traumas.

Limpiar el chupete de tu bebé con tu saliva es beneficioso

Falso. Se trata de uno de los mitos sobre el chupete más controvertidos.

Algunos especialistas confirman que el contacto con algunos gérmenes puede ayudar al sistema inmunológico del bebé, mientras que otros no dudan en afirmar que la exposición continuada a gérmenes y bacterias que pueden entrar en contacto con el pequeño puede ser altamente perjudicial.

mitos chupetes

Cuando un chupete cae al suelo conviene limpiarlo con agua, y es recomendable esterilizarlo periódicamente. Contar con algún chupete de repuesto para salir a la calle, guardar el que se ha ensuciado en el estuche especialmente diseñado para esterilizarlo de forma rápida y segura en el microondas, es la mejor alternativa.

Tan solo es necesario colocar los chupetes bien enjuagados en el estuche, añadir 0,25 ml de agua e introducirlos en el microondas a 750-1000 W durante unos 3 minutos. Déjalos enfriar durante unos minutos , ¡y listos! Perfectamente esterilizados y libres de gérmenes y bacterias.

¿Conoces otros mitos sobre el chupete que quieras compartir? ¡Cuéntanos tus experiencias!

En Mi Mundo Philips| ¿A partir de cuándo debería empezar a usarse el chupete?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.