Mujer y running: consejos para no rendirse y mejorar cada día

, 22 de mayo de 2013

¿Animada ya a correr? Después de nuestros consejos a tener en cuenta antes de empezar, ahora llegan nuestras recomendaciones para no rendirse e ir mejorando cada día. Si has empezado ya a correr, y has conseguido superar el bajón de los primeros días, verás que te sentirás más motivada gracias a la liberación de endorfinas que supone hacer deporte regularmente. Pero tenemos que seguir a tope con nuestro entrenamiento de running y para ello, puedes seguir estos consejos:

Correr + fuerza + flexibilidad = Corredora diez

Si quieres conseguir mejores resultados en tus objetivos como corredora, complementa el running con otros ejercicios de fuerza y flexibilidad.

Ahora que ya llevas unos cuantos días entrenando, si añades ejercicios de flexibilidad lograrás un aumento del rendimiento y prevendrás las lesiones. Con el running predomina un tipo de movimiento que se repite a lo largo del tiempo, de tal modo que los músculos se acostumbran a ese rango de movimiento y suelen limitar su flexibilidad al movimiento de ese deporte.

Esto es peligroso ya que en movimientos accidentales o donde se requiera mayor rango de movimiento es donde pueden venir las lesiones por tirones o desgarros musculares. Además de la tabla de estiramientos de diez minutos tras salir a correr, una sesión semanal de una hora de stretching, yoga o pilates conseguirá que tu cuerpo resista mejor el impacto del running.

Tampoco olvides aumentar tu fuerza muscular. Con más fuerza muscular también se trabajan los tejidos relacionados con el músculo (tendones y ligamentos) y sus respectivas articulaciones. De este modo un trabajo correcto de la fuerza muscular dotará a los deportistas aeróbicos de unos músculos con más rendimiento y que previenen lesiones ligamentosas o articulares. También en este sentido la correcta tonificación de músculos respiratorios como son el grupo abdominal, ayudará a realizar una más efectiva respiración.

Evita la rutina

Para evitar hacer en la rutina, vete aumentando la duración del entrenamiento, haz variaciones de ritmos, con intervalos de mucha o poca intensidad, cambia los recorridos, el paisaje, el tipo de suelo (asfalto, césped, etc.) lo que nos ayudará a ejercitarnos mejor y estar más motivados. Aprovecha el fin de semana que tienes más tiempo para entrenar en un escenario diferente. La playa y la arena mojada es un lugar perfecto para entrenar.

A quemar calorías

Si estamos pensando en perder algún kilo de más necesitaremos practicar un ejercicio aeróbico y correr es uno de los más efectivos y asequibles, ya que no dependemos de un gimnasio ni tenemos que seguir un horario indicado. Una motivación extra según vayas apreciando los resultados del deporte en tu cuerpo.

Correr es uno de los deportes con el que quemamos más calorías. La cantidad exacta dependerá de la velocidad, nuestro peso, etc. pero en 30 minutos se pueden llegar a gastar entre 300 y 600 calorías, mientras nos sirve también para quemar grasas y acelerar nuestro metabolismo.

También nos ayuda a tonificar los músculos, especialmente de glúteos y piernas, y prevenir o reducir los efectos de la celulitis de forma mucho más eficaz que todas las cremas anticelulíticas del mercado juntas. Así conseguiremos una piernas de diez de cara al verano. Además, activamos nuestro sistema respiratorio, nos oxigenamos y fortalecemos el corazón.

Con todos estos consejos ya estás preparada para correr y no parar.

Foto | Lululemon athletica, slgckgc
Mi mundo Philips | Mujer y running: cosas importantes antes de lanzarte a la carrera

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.