Adictos ilustres al café: de los 50 diarios de Balzac a la cantata dedicada por Bach, pasando por…

, 18 de septiembre de 2015

Beethoven

Una de las secciones que más me gusta dentro de El Placer del Café es la que dedicamos a personajes famosos y su relación con el café. Hoy hablaremos nada menos que de Napoleón, Beethoven, David Lynch y otros ilustres adictos al café para que podáis descubrir su peculiar forma de disfrutar con nuestra bebida favorita.

La relación de Napoleón con el café

Se dice que Napoleón Bonaparte (1769-1821) era más un adicto que un aficionado al café. Para él tomar un taza le producía un placer extremo, pese a que padecía del estómago y parece ser que sufría de ataques epilépticos. Pero, pese a todo, no dejaba de tomar café llegando a decir: “Prefiero sufrir a dejar de tomar café“.

napoleón y el café

Cuentan también que, la noche previa a la famosa batalla de Waterloo, Napoleón pasó la velada sin dormir tomando café, por lo que no descansó lo suficiente esa noche y retrasó la hora de ataque prevista para primera hora de la mañana.

Hay quien atribuye a ese retraso el principio de su derrota, aunque todo puede ser una leyenda, ya que el retraso se basó según los historiadores en la climatología.

Beethoven y su relación con el café

Ludwig Van Beethoven tenía por costumbre tomar una buena taza de café antes de sentarse a componer. Su especialidad preferida era el café cargado, hasta el punto de que solía contar los granos que usaba para prepararlo, teniendo que añadir hasta sesenta granos por taza.

relación de ilustres con el café

Un gesto estravagante que no le hace diferente a otros grandes genios que como él utilzaban el café como el mejor carburante para despertar el motor de su imaginación y creatividad.

La relación de David Lynch con el café

Ya os hemos hablado de David Lynch y su afición al café, que le han llevado incluso a crear una línea propia de cafés de calidad. El director de cine y de series de televisión considera que el café es un excelente medio para atrapar ideas en su cerebro.

david Lynch

Para David Lynch, el sabor del café está más allá del bien y del mal, y por eso siempre lo ha utilizado para dejar volar su pensamiento, influido por las ondas y vibraciones que le produce tomar más de 20 tazas de café al día. Curiosa es su frase “Prefiero tomar un mal café que no tomar café“, que demuestra cuánto lo valora.

Quizás sea por eso que en series de televisión como Twin Picks o Mulholland Drive, dirigidas por él, el café haya aparecido de forma explícita en numerosas ocasiones.

Otros ilustres adictos al café

Famoso por lo extremo es el caso de otro cafetero de leyenda: Honoré de Balzac, que se pasaba prácticamente todo el día bebiendo café, llegando a tomar más de cincuenta tazas cada día.

800px-Turkishcoffee-610x406

Otro caso peculiar es el del músico Juan Sebastián Bach, que llegó a componer una pieza musical dedicada al café: su Cantata de 1732.

Además de Juan Sebastián Bach y Honoré de Balzac, otros ilustres consumidores de café han sido James Mackintosh, un filósofo, jurista y político escocés que, hablando del café, pronunció la siguiente frase: “El poder de la mente en un hombre está directamente relacionada con la cantidad de café que bebe”.

Por su parte, Francis Bacon, el filósofo, político, científico, abogado, y autor inglés, dijo en una ocasión refiriéndose al café que es “la bebida que consuela el cerebro y el corazón y ayuda a la digestión”. Por su parte, el político francés Charles de Talleyrand decía: “El café ha de ser negro como el diablo, caliente como el infierno y aromático como una mujer“.

Para terminar, el caso del francés Voltaire, que vivió hasta los 82 años, otro adicto al café que tomaba más de 30 tazas diarias y decía irónicamente “Claro que el café es un veneno lento, hace 40 años que lo tomo“. O Mozart cuyo café preferido era el café con leche.

Como veis, hay muchos cafés de leyenda, los preferidos por los más peculiares e ilustres aficionados a esta bebida que podemos preparar cómodamente en casa con una buena cafetera automática para intentar soñar con la creatividad de tan grandes e ilustres personajes.

Imágenes | Seabamarinum | Celine Nadeau | Paul Delaroche | Yukop | Wikimedia commons  Tomatemaravilla

En Mi mundo Philips | Cafés de Leyenda. El café de Juan Sebastian Bach
En Mi mundo Philips | Cafés de Leyenda. El café de Honoré de Balzac

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.