¡No lo olvides! La lactancia materna es a demanda

, 10 de septiembre de 2013

Cuando empezamos la lactancia materna tenemos mil dudas y mil inquietudes diferentes, pero una cosa que nos recuerdan constantemente es que la lactancia materna es “a demanda”. Es decir, cuando el bebé quiera, cuando lo necesite, lo pida, llore, muestre signos de estar hambriento o cuando necesite consuelo. Así que la mejor manera de llevar una lactancia correctamente es olvidándote del reloj.

En tiempos de nuestras madres, la norma era alimentar al bebé cada tres horas de reloj, y diez minutos por cada pecho. Eran tan rígidos con esas pautas que muchas lactancias se iban al traste porque había bebés hambrientos que querían más y lloraban desconsoladamente o porque se les despertaba a los bebés para alimentarles y ellos en ese momento no estaban por la labor.

Esas indicaciones nos pueden servir como referencia, pero el que manda es el bebé, porque hará mejor las tomas cuando tenga hambre. De esta manera, el bebé completará unas 8-10 tomas a lo largo del día, comiendo cada dos o tres horas, aunque es posible que pronto empiece a hacer más tomas durante el día, espaciando las tomas nocturnas. A veces, si vamos a salir de casa o tenemos que dejarle un rato el bebé a cargo del padre, podemos adelantar la toma y adaptarla a nuestras necesidades.

Por supuesto, si el bebé se alimenta con lactancia artificial, los biberones también hay que ofrecérselos a demanda.

En Mi mundo Philips | La solución a todas tus dudas sobre la lactancia materna

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.