¡No más lágrimas! Trucos para cortar cebolla sin llorar

, 1 de marzo de 2016

cebolla

La cebolla, en todas sus variedades, es uno de los ingredientes más básicos de nuestra cocina, imprescindible en multitud de platos. Son muchas las recetas que se empiezan picando, cortando o troceando cebolla, pero tienen un pequeño inconveniente que todos hemos sufrido: irritan los ojos provocando el típico y molesto lagrimeo. Si quieres dejar de llorar al cortar cebolla nuestro consejo es utilizar la Picadora Philips OnionChef, que además te ahorra tiempo, pero si cuentas únicamente con un cuchillo, puedes hacerlo más llevadero con estos consejos.

¿Por qué lloramos al cortar y picar cebolla?

Ya sea una cebolla corriente, dulce, morada o cebolleta, este vegetal contiene una sustancia llamada alinasa que se desprende al cortarla. La alinasa provoca la liberación de una molécula irritante, el propanotial, que no es más que un aceite esencial sulfurado muy potente que inhalamos a través de las fosas nasales.

Es esa molécula la que nos causa la irritación, pues afecta primero a la mucosa nasal, irritando todos los conductos hasta llegar a los ojos, provocando el molesto lagrimeo. Por eso además de lágrimas también es habitual que necesitemos sonarnos la nariz, y no sirve de nada protegerse sólo los ojos con unas gafas o algo similar.

Truco 1: aprender a cortarlas bien

El objetivo es alejar el alcance de las emisiones de la cebolla mientras la cortamos, y para eso es imprescindible contar con una buena tabla, un cuchillo de calidad y saber utilizarlo correctamente. Coloca la tabla de cortar lo más alejada posible y procura que tu cabeza no esté directamente encima de ella. Pela la cebolla y corta primero por la mitad y a continuación pícala usando un cuchillo bien afilado y de buenas dimensiones. Cuanto más grande sea y mejor filo tenga, más limpios serán los cortes y menos gases emitirá la cebolla.

Truco 2: enciende el extractor de humos

Si cortas la cebolla bajo el extractor de humos en funcionamiento podrás reducir la cantidad de sustancias irritantes que puedan llegarte. Conviene igualmente alejarse lo máximo posible de la tabla, dejando la cara fuera del ámbito de alcance de las emisiones. Otra opción es abrir las ventanas para dejar una corriente de aire, siempre y cuando la misma sople en dirección contraria a nosotros. Al revés tendría el efecto contrario al deseado.

Truco 3: utiliza agua

cebolla

El agua fría ayuda a neutralizar las emisiones irritantes de la cebolla. Puedes cortarla por la mitad y dejarla en remojo durante unos minutos antes de secarla y seguir cortándola, e incluso puede ser buena idea humedecer el cuchillo a medida que vamos picando. También es una buena manera de suavizar el sabor de la cebolla una vez la tenemos cortada, sobre todo si la vamos a usar en crudo.

Truco 4: vinagre y limón

El vinagre y el zumo de limón son ácidos que pueden neutralizar las moléculas irritantes de la cebolla. Por eso algunos cocineros frotan la tabla de cortar con un algodón humedecido en limón o en un vinagre suave, e incluso se puede untar el filo del cuchillo a medida que se va cortando. Este truco es más recomendable si la cebolla se va a cocinar, ya que en crudo podría absorber demasiado el sabor del vinagre o del limón.

Truco 5: un poco de frío

Por último, un buen recurso que ayuda a reducir el poder irritante de la cebolla es introducirla en la nevera o en el congelador unos minutos antes de manipularla. El frío reduce la potencia de las emisiones si trabajamos rápido una vez empezamos a cortarlas. Si recurres al congelador vigila que lleguen a congelarse, o será difícil cortarlas de forma limpia.

Prueba estos trucos en casa la próxima vez que tengas que cortar o picar cebolla y descubre el método que mejor te funcione para evitar esas molestas lágrimas.

Fotos | Pixabay

En Mi Mundo Philips | Tres platos asiáticos que puedes preparar con tu vaporera

En Mi Mundo Philips | Tres trucos de cocina para agilizar las tareas más habituales

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.