No te olvides de los pies: la pedicura también es para hombres

, 5 de junio de 2017

Los pies son unos de los grandes olvidados en los cuidados estéticos masculinos. Pero aunque estén ahí, al final del cuerpo, y ocultos la mayor parte del tiempo, también hay que dedicarles atención para que estén impecables. Y por atención no me refiero solo a cortar las uñas puntualmente. Eso ya se presupone que lo hacemos todos, más que nada porque es una cuestión de higiene. Estoy hablando de la pedicura.

Si no tienes mucha destreza en esta tarea, lo más cómodo será que acudas a un centro estético en el que lo único que tendrás que hacer es relajarte y dejarte hacer. Pero por si acaso te animas a aprender e intentarlo tu mismo, aquí van unas sencillas pautas a seguir.

Pedicura en casa

En primer lugar, remoja los pies en agua caliente con sales o aceite de baño durante unos diez minutos para conseguir que las uñas y la piel se ablanden. Tras ello, frota suavemente (ojo, no te pases) las durezas y callos del talón y el dedo gordo con una piedra pómez. No lo hagas en la zona superior del pie, que es más delicada. Tras ello, seca ambos pies con una toalla y masajea con una buena crema hidratante. Si es específica para pies, mejor que mejor.

El siguiente paso se centra en las uñas, quitando primero las cutículas con un palito de naranjo y cortando las uñas después. El toque profesional lo daríamos limando un poquito para darle una ligera forma curva a la uña. Tras ello, aplicamos más crema y listo.

¿Ves como no es muy complicado? Solo hay que atreverse y contar con el material adecuado, que tampoco es mucho. Así tendrás unos pies fantásticos y podrás llevar sandalias este verano sin que los que están a tu alrededor salgan corriendo.

Imágenes | iStock.com/photochecker | iStock.com/AndreyPopov
En Mi mundo Philips | Llevar unas manos cuidadas también es cosa de hombres

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.