Nueve consejos que le daría una mamá experta en lactancia a una recién llegada

, 14 de diciembre de 2018

consejos de lactancia

Una de las cosas que más nos asustan de la maternidad es la lactancia. Hemos oído muchos mitos y dudas entorno a ella y nos hacen temer que dolerá, que nos resultará muy difícil, y que tendrá muchos momentos duros, pero no siempre es así. Una madre con experiencia le daría los siguientes consejos de lactancia a una mamá primeriza.

La lactancia no tiene que doler

Hemos oído hablar tantas veces de grietas en el pezón, pechos doloridos e hinchados que nos imaginamos que la lactancia tiene que ser un camino horroroso. Y si nos duele, nos aguantamos, y no, no tiene que ser así. La mayoría de las veces las grietas o un pecho con bultos se solucionan cambiando de postura y consiguiendo un buen agarre del pezón por parte del pequeño. Si te duele, consulta a una experta en lactancia para ver qué está pasando.

Planificar o no la lactancia

La lactancia es a demanda, así que los horarios y la duración de las tomas, son las que dicta el bebé. Es verdad que cuando le coges el truco puedes calcular cuándo darle una toma si tienes otras cosas que hacer, adelantando o atrasando un poco el momento, pero sobre todo al principio, deja que sea tu hijo o hija la que decida y no planifiques, porque lo único que harás será desesperarte.

Ten paciencia

Este es el principal consejo que una madre experta te dará en cuanto a lactancia. Estate tranquila y segura de ti misma, y ten paciencia. Es la mejor manera de solucionar problemas como los cólicos, las crisis de crecimiento, las tomas nocturnas, la falta de sueño, etc.

Consulta con tu matrona o con el pediatra si crees que algo no va bien

Hay niños que tienen problemas en la boca y por eso no pueden succionar bien. Puede haber mastitis, candidiasis y otras dificultades que solo se solucionan en consulta médica con alguien experto. No lo dejes pasar porque cuando antes lo soluciones, mejor será para el bebé y para ti.

Continuar la lactancia una vez que nos incorporamos al trabajo

La lactancia no tiene por qué ser o todo o nada. Aunque no puedas estar 24 horas al día con tu bebé, y empieces a trabajar, hay alternativas que te pueden ayudar, como crear un banco de leche con ayuda de un sacaleches, practicar la lactancia mixta, o introducir la alimentación complementaria y darle el pecho por las noches.

Sí, habrá momentos duros

Dar el pecho a tu bebé puede ser una de las cosas más bonitas de la maternidad, pero también hay momentos duros. Es algo muy esclavo que solamente tú puedes hacer, y a veces es normal querer tirar la toalla. Pero esos momentos malos también pasan.

No te culpabilices si no puedes dar el pecho

No eres peor madre por ello. Por muy buena y saludable que sea la lactancia, no siempre se puede. Tu sabes por qué has tomado la decisión o por qué no puedes dar el pecho. Si te has informado correctamente antes y has hecho todo lo que has podido, no te culpes por no dar el pecho.

Sigue tu instinto

No suelo creer en el instinto maternal porque yo nunca lo he tenido, pero sí que es cierto que cuando tuve a mis hijos, me dejaba guiar por lo que sentía y por lo que mis niños transmitían. Y generalmente acertaba con las sensaciones de si mis hijos estaban cansados, tenían hambre, tenían calor o estaban incómodos por gases.

Disfruta de la experiencia

Aprovecha para hablar a tu bebé, acariciarle y practicar el contacto piel con piel. Así se crea un vínculo madre e hijo muy poderoso. Al principio piensas que te pasas todo el día dando el pecho, pero todo pasa muy deprisa.

Fotos | iStock RomanovaAnngolubovyTetiana Mandziuk

En Mi Mundo Philips | ¿Qué es el calostro y por qué es importante en las primeras horas de vida de tu bebé?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.