Ocho formas seguras de sujetar a un bebé

, 14 de noviembre de 2017

¿Le estaré sujetando bien? Es una de nuestras primeras dudas como madres o padres. Un recién nacido es tan pequeño y delicado que tenemos miedo de hacerle daño. Lo importante es tener muy bien sujetada la cabeza, y poder moverte con él en brazos sin miedo a que tú o el te caigas. Estas son las 8 maneras más seguras y cómodas de sujetar a tu bebé.

En tu hombro

Es la manera perfecta de cogerle tras la toma para que expulse los gases. Una mano la puede poner debajo del culete, y otra sujetando la cabeza. Además estará apoyándose en tu hombro y podrás oírle respirar y sentir su corazón latiendo.

Acunándole

Es una postura muy simple y natural en la que abrazamos al niño con los dos brazos, uno sujetando sus piernas y otro su cabeza y hombros.

Boca abajo

Parece que es una postura rara, pero a los niños les encanta y muchos se quedan dormidos así, boca abajo. Es ideal para los bebés con colicos. Apoyas todo el cuerpo del bebé en tu antebrazo y tu mano pasa por entre sus piernas.

Apoyado en la cadera

Esta postura se puede utilizar cuando el bebé ya tiene unos meses y sujeta bien su cabeza. Llega un momento que los bebés ya pesan mucho, y esta postura permite repartir el peso en tu cadera. Sujetándole de la cadera el puede estar erguido y ver lo que sucede alrededor suyo.

Cara con cara

Con las piernas dobladas apoyadas en tu vientre, sujeta su cabeza por la nuca. Esta postura es ideal para mirar a tu bebe a la cara y jugar con él. Tu hijo no parará de sonreir y hacerte carantoñas.

Como una silla

Si a tu bebé le gusta ver lo que pasa en el mundo, esta postura mirando hacia afuera le encantará. Sujétale bien del culete con una mano y con la otra agárrale por el pecho y apoya su espalda en tu pecho.

A lo balón de rugby

Es una postura ideal para amamantar, con el bebé cruzado en tu pecho, agarrándole de la cabeza y con las piernas extendidas hacia atrás. Ponle estómago contra estómago para que mame mejor.

Apoyado en tus rodillas

Ideal para cuando quieras jugar con él y descansar un poco. Apoya su cabeza en tus rodillas y rodea su cuerpo con tus brazos para que no se caiga hacia los lados.

Ya ves que no hay una manera única de sujetar a un bebé y que tienes que buscar la posición en la que tanto él como tú estéis cómodos.

Fotos | iStock GeorgeRudyinariklolostockStudio-Annika, boggy22monkeybusinessimagesOndrooofizkesHalfpoint

En Mi Mundo Philips | Primeras 24 horas con tu bebé: cómo es la lactancia del recién nacido

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.