Oda al café solo: cinco razones por las que los puristas del café lo defienden

, 25 de junio de 2019

Café solo

Pedir un café solo hoy en día parece un gesto de valientes. Desde el resurgir del café como tendencia a partir de la tercera ola, las opciones se han multiplicado. Desde el cappuccino al flat white, pasando por los fríos como el frappé sin olvidar la gama de toppings… entre tanta variedad los puristas defienden el café solo.

Humilde y sencillo en apariencia, pero lleno de virtudes: el café solo se reivindica hoy en día frente al exceso para destacar, sobre todo, la mayor pureza del café en toda su esencia. Porque conseguir un buen café solo de calidad no es tan sencillo, y puede ser mucho más placentero que las recetas más extravagantes.

Diferencias entre un café solo y un espresso

Pero, ¿no es lo mismo un espresso que un café solo? Es una confusión habitual sobre todo en nuestro país, pero lo cierto es que existen notables diferencias. La clave está en la preparación, y también en el origen de ambas bebidas.

cafe solo

El expreso, il vero espresso, alude precisamente a su alma italiana. El café italiano sigue siendo el mejor del mundo porque allí la cultura cafetera forma parte de la esencia del país, donde tomar varios cafés a lo largo del día forma parte de la rutina vital cotidiana.

Un auténtico espresso se distingue por su crema avellana melosa, su corto volumen que tanto sorprende a los extranjeros, y su intensidad característica. Y eso solo se consigue con buena materia prima y, sobre todo, una cafetera espresso automática. Es la única tecnología que permite extraer en pocos segundos todo el cuerpo y la espuma suave que los italianos se beben de un trago.

cafe solo

El café solo, en cambio, se presta a más variaciones porque la definición no es tan concreta. Estrictamente hablando, es la infusión de granos de café molidos en agua, sin nada más añadido. Así, podemos encontrar diferentes formas de prepararlo, y ya habrás comprobado que el café solo puede ser muy distinto según la región o el país donde lo pidas.

Pero veamos cuáles son sus virtudes y por qué los puristas siguen defendiendo su calidad frente a las bebidas más creativas que inundan Instagram.

1. Permite degustar todas las propiedades del café

En una taza o vaso de café solo no hay ni trampa ni cartón: la bebida se muestra en toda su plenitud, al desnudo, sin esconderse detrás de otros ingredientes. No hay leche, nata, crema, azúcar, aromas o siropes, solo agua e infusión de café.

cafe solo

Así, el café libera todas sus propiedades que permiten hacer una auténtica cata para valorar sus virtudes o defectos. Cuando no hay artificios podemos recibir todo su aroma, percibir la intensidad y la gama de olores, paladear el cuerpo y distinguir todos los matices de sabor.

2. Es la prueba de fuego que distingue la calidad

¿Tienes dudas sobre la calidad de una cafetería? Pide un café solo y sabrás al instante si es un lugar que merece realmente la pena. La humilde taza de café te desvela la profesionalidad del barista, la calidad de los granos o la temperatura del agua.

Al primer trago comprobarás si se ha efectuado bien la extracción o si se utiliza un café torrefacto. Si el camarero te insiste en si no quieres leche o azúcar con tu taza, empieza a sospechar, y más si te avisa de que es un café muy fuerte.

3. Desvela posibles defectos de la materia prima

El torrefacto típico de bar se distingue rápidamente en el paladar, pero en casa el café solo también puede darnos pistas para identificar defectos en los granos. Ya sabes que el café es un producto muy delicado que se estropea rápidamente, y cualquier problema mínimo puede afectar a la calidad de la taza.

cafe solo

Con una cafetera espresso automática tienes la confianza de que el problema no está en la preparación, sino quizá en el propio café. Cuando el sabor y el aroma no te convenza, prueba a cambiar a otra variedad de café de origen de sabor diferente, o juega con el grosor del molido.

También es buena idea revisar el recipiente donde guardas el café para comprobar que no recibe malos olores o altas temperaturas. Para evitar pérdida de calidad, cafeteras automáticas como Omnia de Philips cuentan con un sello de aroma especial para mantener los granos frescos durante más tiempo.

4. Es muy saludable

Cada vez más estudios confirman los beneficios saludables que tiene el café, con propiedades antioxidantes y numerosos efectos positivos, incluso en la prevención de enfermedades. Por supuesto, también ayuda a la concentración y es un gran aliado de los deportistas, pero eso sí, siempre que lo tomemos solo.

No se puede equiparar un café solo, compuesto solamente de la infusión de granos molidos y agua, con una bebida que tenga además nata, leche condensada, chocolate, licor o azúcares.

cafe solo

Porque, defienden además los puristas, el verdadero café de calidad se degusta precisamente solo, y no necesita ni un gramo de azúcar o edulcorante. Si estás acostumbrado a tomar el café dulce, puedes habituarte reduciendo poco a poco la cantidad de azúcar y preparando un café solo más largo en lugar de un espresso muy concentrado.

Recuerda que solo el mal café y el torrefacto produce esa sensación de “golpe” en la boca; un café de calidad es equilibrado y suave, rico en matices y con aroma a frutos secos, cacao, fruta fresca o hierbas, según la variedad. En otras palabras, el café solo también es dulce por sí solo, pero de una manera sutil.

5. El café solo es el más versátil

Comentábamos al principio que el café solo puede ser muy diferente según dónde lo pidas, y es que es la preparación más versátil y abierta. Mientras que el espresso cumple con unos parámetros fijos inamovibles para los italianos, un solo puede ajustarse a tus gustos según te apetezca.

En taza de porcelana o en vaso de cristal transparente, más corto o más largo, con el grano molido más grueso o más fino, con diferente grado de tostado, más o menos caliente… Y en verano puedes tomar el café solo frío, con hielo sin aguarlo, y seguirá siendo un café solo.

El café recién hecho siempre a tu gusto

Vuelve a enamorarte del café solo ajustando los valores a tu gusto confiando en la calidad que solo proporciona una cafetera espresso completamente automática como la cafetera Omnia de Philips. Solo, espresso, cappuccino, manchado o cortado… hay un momento para cada tipo de café, y puedes degustar tu favorito siempre que quieras con tan solo pulsar un botón.

Cafetera espresso automática Omnia Philips

Con granos recién molidos y a la temperatura perfecta, puedes ajustar tus preferencias fácilmente para disfrutar de un café solo totalmente personalizado, eligiendo la intensidad y el volumen que más te apetezca. ¿Cómo es para ti el café solo perfecto?

Fotos | Philips – Unsplash

En Mi Mundo Philips | Siete errores imperdonables que tenemos que evitar al preparar un café

En Mi Mundo Philips | Cinco razones para recuperar el placer de merendar con café

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.