Los países que todo buen cafetero debería visitar

, 3 de mayo de 2016

viaje cafe (2)

Si sientes pasión por el café, esta devoción la llevarás incluso en tus viajes. Te gustará conocer el café más típico de Viena o, si vas a Italia, querrás degustar el auténtico capuccino en alguno de los sitios que mejor lo preparen. Si quieres hacer una peregrinación por los sitios con más tradición e historia cafetera y donde sirven alguna de las mejores tazas de café que probarás jamás, apunta estos destinos para tus próximos viajes y escapadas:

Tomar un café turco en Estambul

viaje cafe (5)

La primera casa de café turco se abrió en el distrito de Tahtakale. Si paseas por sus calles el olor a café recién hecho es bastante fuerte debido a los numerosos cafés que hay en ese barrio. En Turquía el café se toma de manera reposada y tranquila, lo que hace de los cafés un lugar de reunión para conversar.

Se dice que el sultán Suleiman quedó enganchado al sabor del café cuando dio su primer sorbo, en 1543, e hizo que la bebida se extendiera pronto por todo el país. En Turquía el café se sirve en un pequeño cazo donde se han hervido los granos de café, y el azúcar se pone aparte para que te eches lo que quieras.

Viajar al origen del café: Etiopía

viaje cafe (3)

Hay teorías que dicen que el café nos vino de Sudán, pero Etiopía reclama que las primeras plantas de café provienen de la ciudad amurallada de Harar. Hoy en día, la ciudad cultiva una gran variedad de sabores diferentes de café, haciendo que los turistas disfruten de cada taza como si fuera única.

En Etiopía, los granos de café se tuestan, después se muelen junto con varias especias y finalmente se preparan en la jebena, la jarra tradicional para servir el café. En el país africano puedes disfrutar de un macchiato, que se sirve añadiendo un espresso a una taza de leche, en lugar de al revés como en Italia.

Disfrutar del café italiano

viaje cafe (1)

En Italia podemos tomar un café espresso de pie en la barra del bar o disfrutar de las numerosas terrazas para saborear una café al fresco. Una de las mejores terrazas donde tomar café es el Café Florian, en plena Plaza de San Marcos de Venecia. El café te saldrá caro, pero tomar un café donde se sentaba Casanova no tiene precio. Construido en 1720, es el café más antiguo de Europa, y allí puedes disfrutar de las majestuosas vistas, observar a los turistas y hasta escuchar música clásica de violines en directo.

Un café en Viena

En Viena hay una gran tradición cafetera y no puedes dejar esta bonita ciudad sin probar su cremoso café vienés. La leyenda dice que los invasores turcos, en 1683, dejaron atrás varios sacos de café, y un soldado que los encontró abrió la primera cafetería de la ciudad. Pronto se abrieron muchos más cafés, todos igual de elegantes y sofisticados, donde se podía disfrutar de la vida artística e intelectual de la capital austriaca.

Pide un melanges con crema en el Café Landtmann o en el Café Griensteidl, acompañado de un postre típico como el apfelstrudel y la experiencia será insuperable.

El café de los intelectuales: París

viaje cafe (4)

París tiene rincones con encanto por todas partes, y las cafeterías no se quedan atrás. Las sillas de las aceras se encuentran orientadas hacia afuera, para que los clientes vean a los viandantes pasar mientras toman un café au lait acompañado del típico croissant.

Visitar el Café de les Deux Magots y el Café de Flore te permitirá seguir las huellas de Albert Camus, Ernest Hemingway y Jean-Paul Sartre, mientras que Le Procope fue testigo de las discusiones filosóficas y revolucionarias de Rousseau, Voltaire y Robespierre. Lugares con tanta historia donde tomas un café es una experiencia insuperable.

Foto | Pixabay, Pixabay2, Pixabay3, Wikipedia, Wikipedia2

En Mi Mundo Philips | Café de olla y otras recetas de café mexicanas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.