Así es perfect serve del café

, 10 de enero de 2017

Café con galletas

Cuando nos disponemos a degustar un plato de alta cocina, un chocolate premium o un vino de prestigio, sabemos que la forma de servirlo es tan importante como la propia calidad del producto. En el mundo del café sucede lo mismo, y es que no solo basta con usar granos de categoría y tener la cafetera más adecuada a nuestras necesidades. Para disfrutar al máximo de un café excepcional, el perfect serve es algo imprescindible que nunca debemos pasar por alto. ¿Sabes en qué consiste?

El concepto de “perfect serve” en gastronomía

cafe-espresso

Es un término que cada vez se escucha más en muchos ámbitos gastronómicos, pero quizá sea la primera vez que te encuentras con el concepto de “perfect serve”. Esta expresión tomada literalmente del inglés se empezó a popularizar sobre todo en el mundo de la alta coctelería y también del vino, y hace referencia a la importancia que tiene la manera de servir una copa a la hora de degustarla.

Ahora que más gente joven se interesa por las bebidas gourmets, los vinos de calidad y la coctelería de autor, el concepto de perfect serve se está popularizando cada vez más. La moda que desató el gin-tonic hace unos años tuvo mucho de postureo, pero al mismo tiempo trajo una consecuencia positiva que nos ha convertido en consumidores más experimentados y exigentes. Del mismo modo que podemos estropear un buen vino mal servido, también podemos echar a perder un un jamón ibérico si no se prepara correctamente.

Quien algo quiere, algo le cuesta, pero como sibaritas que somos no es suficiente molestarse en buscar e invertir en productos de primera calidad. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los cocteleros insisten mucho en el tipo de copa o la forma de verter las mezclas? ¿Y por qué los expertos en quesos siempre recomiendan cómo se debe servir cada producto? El perfect serve nos asegura disfrutar al máximo de todas las cualidades de una bebida o un plato, sin desmerecer sus propiedades. Incluso puede mejorar el propio producto, ensalzando todos sus matices y creando una experiencia completa, también con nuestro café.

Pasos imprescindibles antes de servir el café perfecto

café

Antes de centrarnos en el perfect serve del café no podemos obviar los pasos previos que nos llevarán a esa taza perfecta. Recuerda todos los pasos imprescindibles y los aspectos fundamentales a tener en cuenta, pues todo influye en el resultado final. Está claro que hay gustos para todo y cada uno tenemos nuestra forma preferida de degustar una buena taza, pero nunca hay que olvidar ciertas cuestiones comunes.

La materia prima es fundamental, un buen café de origen arábica, robusta o mezcla, pero siempre recién tostado y natural, jamás torrefacto. Los granos deben ser de tueste reciente y, si podemos, hay que molerlos en el momento, ya sea con un molinillo o confiando en nuestra cafetera. Y hablando de cafeteras, elegiremos el modelo que más se adapte a nuestras necesidades en casa y siempre debemos tenerla bien cuidada, con el depósito de los posos vacío, agua suficiente y con todos sus componentes en perfecto estado. Si vamos a preparar un café latte o capuccino elegiremos también la mejor leche, especias frescas y aromáticas o buen cacao natural.

Además de la calidad de los granos de café no podemos olvidar el otro gran ingrediente, el agua. Hoy en día el agua del grifo de las ciudades es potable y perfectamente apta para el consumo, pero sus cualidades organolépticas podrían no ser las adecuadas para la infusión. Si el agua corriente de tu ciudad no es de primera calidad, no te la juegues y apuesta por agua mineral natural embotellada. El café es esencialmente una infusión en agua, así que una mala elección puede estropear toda la taza.

Cómo es el perfect serve del café ideal

perfect serve

Gustos personales a parte, para apreciar un buen café en toda su intensidad, degustando todos los matices de aroma y sabor, hay que tener en cuenta los siguientes puntos del perfect serve:

  • La cafetera siempre a punto. Comprobar que está limpia, con los conductos sin obstruir, el orificio de salida en perfecto estado, granos de café de tueste reciente y con agua fresca mineral suficiente para elaborar el número de tazas que deseamos.
  • El grado de molido. En el servicio de café influye el tipo de molido de los granos. Nuestra cafetera espresso molerá los granos en el punto perfecto que más nos guste, solo tenemos que ajustarlo según nuestras preferencias.
  • La temperatura. El agua nunca debe hervir, porque estropearía la infusión dando un café amargo y de mal sabor. Sucede lo mismo con la leche, jamás debemos calentarla más de la cuenta porque también nos estropearía el café.
  • Calentar las tazas. Para evitar que el café se enfríe demasiado pronto lo mejor es tener las tazas calientes, por ejemplo llenándolas de agua calentada antes de verter el café, pero asegurándonos que las secamos bien antes de servirlo.
cafe2
  • Cantidades justas. El café perfecto es el que ofrece un equilibrio ideal entre la cantidad de granos molidos y el volumen de agua. Un café aguado o demasiado concentrado puede dar malos resultados si no se ajustan las cantidades a lo que buscamos. Un espresso puede contener entre 30 y 45 ml, un doble hasta 80 ml.
  • Crema adecuada. Un café perfecto tiene una buena crema en su superficie. Debe ser de unos 3-4 mm de espesor, ligeramente consistente y de textura melosa, con un color avellana más o menos tostado y algunos matices rojizos.
  • La calidad de las tazas. Del mismo modo que un buen vino se toma en copas de calidad, el café jamás debería tomarse en vasos de plástico desechable. El mejor material es la cerámica blanca o la loza de calidad, sin decoraciones que distraigan en el interior. Opcionalmente, los cafés de especialidad se pueden servir en vasos de cristal, pero específicos de cafetería, limpios y sin fisuras, mucho mejor si son de doble capa.
  • El acompañamiento. Un verdadero espresso se degusta mejor solo, sin endulzar. Primero limpiaremos la boca con un trago de agua para dejar el paladar listo y así apreciar todos sus matices. No debe haber olores fuertes en la sala ya que podrían interferir en los aromas del café, y hay que procurar acompañarlo de alimentos que mariden bien, como el chocolate o elaboraciones de pastelería de buena calidad.

Perfect serve, experiencia completa

Café con vaso de agua

Hoy en día se abusa un poco del concepto en gastronomía, pero cuando el perfect serve del café se hace bien, degustar una taza se convierte en una experiencia completa. Solamente si usamos ingredientes de primera calidad, una cafetera espresso adecuada y cuidamos todos los detalles en la preparación y servicio, disfrutaremos al 100% del placer de una buena taza de café. El perfect serve debe ser entendido como un todo, un conjunto de variables que ensalzan al propio café, creando una armonía equilibrada de sabores y aromas que van más allá de la propia taza.

Por eso también es importante prestar atención al ambiente en el que tomamos nuestro café. Las prisas, los agobios y el estrés nos impedirán disfrutar de verdad, pueden distraer e incluso afectar a la percepción que tenemos de la bebida. El mejor café es también el que saboreamos sin preocupaciones, en un espacio relajado y agradable, ya sea en nuestra propia intimidad o compartiéndolo con buena compañía. Un buen café se merece degustarlo cuidando hasta el mínimo detalle.

En Mi Mundo Philips | Por qué deberías acompañar siempre tu café con un vaso de agua

En Mi Mundo Philips | Los mejores hábitos para tomar café y ayudarte en la vuelta al trabajo

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.