Cómo pintar huevos de Pascua con tintes naturales

, 3 de abril de 2017

Cuando se acerca la Semana Santa es tradición en muchos países decorar la casa y el jardín para celebrar también la llegada de la primavera. Pintar nuestros propios huevos de Pascua es una actividad ideal para hacer en familia, ¿sabes cómo hacerlo con tintes naturales? Seguro que ya tienes todo lo que necesitas.

La tradición de pintar huevos de Pascua

Los símbolos más populares de estas fiestas son el conejo de Pascua, el cordero, las gallinas y pollitos y, cómo no, los huevos decorados. Es una costumbre que viene de la Cuaresma cristiana, cuando se guardaban los huevos y otros alimentos durante la abstinencia para finalmente sacarlos el Domingo de Pascua. Era un día para celebrar en familia y lo típico era regalar los huevos entre los seres queridos o los vecinos del pueblo.

Esta tradición se mantuvo a lo largo del tiempo y hoy el huevo es un símbolo de la Semana Santa, también asociado a la fertilidad y el renacer de la primavera. A los niños les encantan las versiones de chocolate pero también se lo pasan en grande decorando sus propios huevos de Pascua, una actividad perfecta para hacer en familia estos días. Podemos pintarlos con tintes especiales y también usando colorantes naturales, a la antigua usanza. ¡Es muy fácil!

Cómo pintar huevos de Pascua con tintes naturales

Puedes usar huevos morenos, blancos o una combinación de ambos para crear distintos matices de colores. Procura que estén siempre a temperatura ambiente y aprovecha para preparar una buena cantidad cada vez, por lo menos una docena. Escoge uno o varios de estos ingredientes:

  • Col lombarda: 4 tazas de hojas troceadas
  • Pieles de cebolla roja: la piel de unas 12 cebollas
  • Remolacha rallada: 2-3 remolachas
  • Cúrcuma molida: 4 cucharadas
  • Café o té: 1 litro de infusión fuerte

Prepara una olla grande con 1 litro de agua, 2 cucharadas de vinagre blanco y el producto escogido para tintar. Lleva a ebullición, tapa y deja cocer a fuego lento 30 minutos. Destapa y deja enfriar 20 minutos, cuela la mezcla y ya tienes tu tinte natural. Ahora cuece los huevos en ese líquido durante unos 15 minutos y deja que se enfríen dentro. Después deja que se sequen y dales una capa de aceite de oliva o de girasol para darles un acabado brillante. ¡Listo!

Podéis experimentar con diferentes colores usando estos tintes naturales o jugando con la proporción de ingredientes. Después podéis terminar de decorar los huevos con rotuladores o con pegatinas, el único límite lo pone vuestra imaginación. ¿Te animas a decorar tus propios huevos de Pascua?

En Mi Mundo Philips | 3 recetas de Semana Santa de otros países. Un menú internacional

En Mi Mundo Philips | DIY: Crea una bonita cesta de galletas con platos desechables

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.