¡Por fin llega el buen tiempo! Juegos al aire libre con los niños

, 11 de marzo de 2013

Menudas ganas tenía de que empezara a hacer buen tiempo. Este invierno ha sido especialmente duro en el Norte, con demasiados días seguidos de lluvia y frío. y si a nosotros se nos hace duro, imaginaros a los pequeños. En fin, que ellos echan de menos salir a la calle, corretear al aire libre y ver el sol todavía más que nosotros. Así que vamos a aprovechar los días de buen tiempo con juegos para niños pequeños.

¡A moverse toca!

Aprovechemos la subida de temperaturas y el buen tiempo para sacarles con patinetes, motos, bicicletas con ruedinas. Es muy sano para su desarrollo y salud que hagan ejercicio al aire libre.

A mi pequeño le encanta jugar con la pelota, chutarla, lanzarla,… También le encanta correr sin más. Le das la salida: preparados, listos ¡ya! y corre y sonríe sin parar. Le encanta. Si además le acompañas en su carrera hacia ninguna parte, es el niño más feliz del mundo. O saltar intentando llegar a la luna. Aunque apenas consiga elevarse un par de centímetros del suelo, la cara de alegría que pone no tiene precio.

Más actividades perfectas para jugar al aire libre: perseguir pompas de jabón, jugar al corro de las patatas, pintar en la acera una rayuela para saltar, saltar una cuerda en suelo que de repente se convierte en una culebra que se mueve, y con un poco de imaginación, miles juegos más. Ellos se pondrán en forma ¡y nosotros también! La mejor manera de que a la noche caigan rendidos a la hora de dormir.

También podemos jugar a las imitaciones de movimientos, sean simples ejercicios como saltar, agitar los brazos o dar patadas al aire de forma rítmica, sean movimientos que representen a animales mientras vamos haciendo el sonido correspondiente. Vamos a ponernos en cuclillas, caminar agachados, dar brincos y mover el tronco, primero nosotros y luego ellos.

Un mundo entero por descubrir

Si podemos acercarnos al campo o a la costa es un momento precioso para que ellos vayan descubriendo la naturaleza, los árboles, las flores, la arena, y los animales, para que recojan conchas de la playa, o todo tipo de cosas que vayan encontrando en el campo (palos, piedras). Después de tanto tiempo encerrados en casa, ¡toca convertirse en exploradores!

Por último, recuerda que los pequeños muchas veces se olvidan que tienen sed y ni se acuerdan que tienen que pedir agua, así que ofréceles de vez en cuando agua para evitar la deshidratación. Si corren mucho… no pararán de sudar y de perder líquido. Los vasos para niños de Philips están indicados para niños mayores de un año, que pueden beber fácilmente con pajita. Son herméticos y los tienes en azul y en rosa.

Foto | Spigoo
Mi mundo Philips | ¡Excursión a la vista! Comer fuera de casa con los más pequeños

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.