Por qué deberías añadir un poco de sal a tu café

, 7 de abril de 2016

Café con sal

Si eres de los que no es persona por la mañana hasta que no ha puesto en marcha su cafetera, es probable que alguna vez el sueño te haya jugado la mala pasada de confundir el azúcar con la sal. Pero no destierres el salero cuando prepares tu bebida favorita, ¿sabes por qué es una buena idea añadir un poco de sal a tu taza de café? Descubre el motivo y anímate a probarlo.

Un toque de sal contra el café amargo

Los diferentes tipos de café tienen distintas notas de acidez, dulzor y amargor, pero no hay que confundir esta última característica con un café amargo de mala calidad. En ocasiones nos encontramos con granos de café de mala calidad o que se han estropeado, otras veces el agua es de mala calidad o se ha calentado demasiado. En consecuencia, la infusión sabrá demasiado amarga, y no conseguiremos arreglarlo demasiado añadiendo mucho azúcar.

Esto puede ser un problema sobre todo al tomar café fuera de casa, cuando no tenemos el control de nuestra cafetera ni de los ingredientes que utilizamos. En los locales menos especializados con personal sin formación barista es frecuente encontrarse con cafés muy amargos por culpa de haber quemado la infusión. ¿Tiene solución? No te preocupes, con un sencillo gesto ese café tiene solución: una pizca de sal.

Sal

La sal es un ingrediente básico en la cocina, incluso en recetas dulces, ya que es un potenciador natural de los sabores. Pero además tiene otro poder que poca gente conoce, gracias a la reacción química que se produce en la bebida caliente. Las moléculas de sodio se liberan en el café y bloquean las moléculas que causan el amargor, impidiendo que las percibas a través del gusto en la lengua.

El resultado es sorprendente, hasta la taza más amarga se puede convertir en un buen café sin tener que rebajarlo con medio vaso de leche o varios sobres de azúcar. Eso sí, recuerda que solo se necesita una pequeña pizca por cada café, el exceso de sal puede tener un desagradable efecto contrario. Y para evitar estos problemas, confía en la calidad de las cafeteras expreso automáticas que te aseguran la temperatura ideal para preparar un café perfecto.

En Mi Mundo Philips | Fika, la pausa para el café que en Suecia es obligatoria

En Mi Mundo Philips | Cómo convertir un café en un cóctel: 7 combinaciones con alcohol irresistibles

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.