Por qué es importante el contacto piel con piel en el nacimiento del bebé

, 19 de enero de 2017

Seguro que si te has quedado embarazada (o, sencillamente, sientes curiosidad por la maternidad) no dejan de surgirte nuevas dudas sobre el parto. Y seguro también que si has visto películas relacionadas con el asunto te estarás preguntando por qué en todas colocan al bebé sobre el pecho de la madre tras dar a luz.

Un punto en el que cabe comentar del COPAP o contacto piel con piel, es decir, de la importancia de esta técnica que promueve el tacto directo entre la dermis del recién nacido y sus padres inmediatamente después de dar a luz. Algo muy sencillo y natural de poner en marcha que cuenta con múltiples beneficios para ambas partes. Pero concretemos algunos de ellos.

Ventajas generales

Así y para empezar, nos centraremos en los primeros efectos positivos y quizás más obvios. Sí, porque este tipo de contacto permitirá que el aterrizaje al mundo exterior no sea tan brusco para el niño y le permitirá sentir que se encuentra todavía pegado a nosotras, reconocer nuestra voz y olor desde cerca, y favorecerá el primer intercambio visual. Se trata de estímulos –olfativos, táctiles, y demás- que le tranquilizarán y que provocarán que empiece a prestar atención a lo que le rodea con seguridad.

Aquí cabe comentar que, en las primeras horas después del nacimiento resulta clave el estrés neonatal, una sensación que trataremos de mitigar y que se debe a los cambios a los que se ha visto sometido el bebé, que se encuentra en un nuevo entorno. Al respecto, existe un periodo especialmente crítico después del parto: las primeras 16 horas o mil minutos (aunque se trata de un cálculo aproximado).

Un intervalo en el que reducir al máximo la producción de cortisol (la hormona del estrés) resultará clave y cuyo desarrollo influirá directamente en el funcionamiento del sistema nervioso, la futura evolución del cerebro del pequeño y en otras cuestiones ligadas a su salud física y emocional que le acompañarán durante toda su vida. El efecto más evidente de que se encuentra a gusto es la disminución del llanto, también relacionado con el COPAP.

Al margen de esto y por otra parte, el contacto piel con piel también mejorará la respuesta inmunitaria del bebé, hasta tal punto que se aprecian diferencias significativas entre los que lo han practicado y los que no lo han hecho durante al menos los seis meses de edad (constituye una toma de contacto con parte de las bacterias conocidas presentes en la madre) En el caso de los prematuros este contacto también favorece su estabilidad cardio-respiratoria.

Por no hablar de que se trata de una excelente manera de facilitar la regulación de la temperatura corporal –que el niño es incapaz de alcanzar por sus propios medios todavía-, evitar la hipotermia y demás. En todo caso, resulta imprescindible tapar al recién nacido con una manta suave para que su salida al exterior resulte lo menos traumática posible.

Su importancia en la lactancia

Las virtudes del contacto piel con piel relacionadas con la lactancia merecen un apartado propio. Y es que el contacto piel con piel mejora las tasas de lactancia materna exclusiva; algo tremendamente lógico si tenemos en cuenta que el bebé sale dispuesto a hacer su primera toma él solito, como algo instintivo. De hecho, algunos expertos recomiendan que se pose sobre el vientre y que el niño repte hasta cogerse al seno para olisquearlo  y empezar a chuparlo.

La idea es que, si se agarran desde el primer instante, posteriormente recuerden ese momento y lo repitan en una suerte de impronta muy recomendable y de agradecer, sobre todo porque la leche materna es el alimento más completo para un bebé –contiene nutrientes pero también otros agentes-. Además, favorece la subida de la misma y estimula su producción (incluso en un 50%, según los especialistas). Esto tiene que ver con la prolactina, aunque no es la única hormona que entra en juego en estos instantes.

Nos estamos refiriendo a la oxitocina, también conocida como la hormona de la felicidad y que nos permitirá relajarnos, alejar el estrés, observar al niño y establecer el primer contacto con él. Hasta tal punto que su producción se ha vinculado con la mayor seguridad, la reducción del riesgo de padecer depresión post parto, e incluso con la creación de vínculos afectivos más fuertes entre ambos individuos –aunque estos podrían acabar diluyéndose con el tiempo-.

Algunas recomendaciones

No obstante sus beneficios, cabe comentar que el COPAP debe practicarse de la manera apropiada pues, en caso contrario, podríamos provocar dificultades respiratorias al bebé. De hecho y durante los últimos años algunos estudios han observado un pequeño riesgo de muerte súbita en las primeras horas de vida.

No obstante, la mayoría de los casos se han producido cuando el pequeño se encontraba durmiendo boca abajo sobre la madre tumbada. Para evitarlo, infórmate antes de dar a luz y pregunta a los profesionales. Además, cuando llegue el momento, lo más apropiado es que te encuentres acompañada, en especial porque es probable que estés muy cansada y podrías acabar quedándote dormida o sufrir un desvanecimiento, con los consiguientes problemas.

Para que te hagas una idea, la posición ideal en la que deberías colocarte es sentada, pero incorporada entre 30 y 45 grados, con una almohada debajo de tu cabeza para evitar posibles complicaciones. Por supuesto, será imprescindible que no dejes de prestar atención a todas las señales de tu hijo, desde su actividad hasta su color, hasta su forma de respirar, y evita todo tipo de distracciones. Si quieres llamar por teléfono para informar de la buena nueva o echar una cabezadita, que lo coja tu pareja. Evidentemente ella también podrá practicar el contacto piel con piel para disfrutar de sus beneficios, aunque no de todos, por supuesto.

 

Por último, te recomendamos que preguntes en el hospital donde van a dar a luz, cuál es el protocolo que siguen al respecto. Es importante también saber si se respeta el COPAP aun en caso de nacer por cesárea y, si la madre está indispuesta, si es el padre quien lo realiza.

 

Imágenes | iStock: unclenikola, Kimmariesmith, inarik y Rohappy

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.