Por qué la leche de soja se puede cortar en el café y cómo puedes evitarlo

, 7 de Septiembre de 2017

Me gusta prepararme el café en casa de muchas maneras y como intolerante a la lactosa utilizo bebidas vegetales. Seguro que muchos de vosotros también tomáis el café con leche de soja y os habéis encontrado alguna vez con el mismo problema: se puede cortar en el café. ¿Por qué ocurre? ¿Cómo podemos evitarlo?

Temperatura y acidez, las claves con la leche de soja

La cocina y el café tienen mucho de ciencia, y la explicación a esta molesta reacción de la leche de soja en el café en realidad es muy sencilla. La clave está en la temperatura de ambas bebidas y en la acidez natural del café, que desencadena una serie de procesos químicos al entrar en contacto con otras sustancias.

La leche de soja es rica en proteínas, que tienen una alta carga de moléculas negativas. Los ácidos del café son positivos, y al juntarlos, cancela la carga positiva de las proteínas, provocando que las moléculas de la leche se separen. Es decir, vemos cómo la leche de soja deja de ser homogénea y se “corta”, haciendo imposible que se integre con el café.

Una alta temperatura acelera y potencia este efecto, por eso casi siempre nos corta cuando calentamos la bebida de soja. En realidad es, básicamente, el mismo proceso químico que ocurre al hacer tofu, queso o yogur: las proteínas se coagulan separándose del agua. ¿Cómo evitarlo?

Calienta la leche de soja solo hasta que esté tibia y échala en la taza en primer lugar. Después prepara tu café con una variedad de grano de baja acidez, y ajusta la temperatura en tu cafetera para que no salga muy caliente. Deja que repose un poco y vierte el café poco a poco, removiendo con suavidad. Así tendrás tu café con leche de soja perfecto.

En Mi Mundo Philips | ¿A qué sabe el café de cada país? Esta tabla nos lo deja muy claro

En Mi Mundo Philips | Diferencias entre una cafetera espresso, por goteo o monodosis

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.