Por qué la vida en la ciudad empeora las alergias (y cómo evitar síntomas en casa)

, 24 de abril de 2019

alergia en la ciudad

La vida en las ciudades está llena de ventajas que nos hacen la vida más fácil, pero también tiene algunos problemas que crecen cuando mayor es el desarrollo urbano. Aunque las alergias se relacionan con entornos naturales, están aumentando más los casos dentro de las ciudades. ¿Por qué ocurre y cómo podemos evitar sus síntomas en casa?

La influencia de la contaminación urbana en las alergias

Si tienes la impresión de que cada año hay más personas alérgicas a tu alrededor, no estás muy desencaminado. Solemos culpar al polen y a la llegada de la primavera como desencadenantes de los síntomas alérgicos, pero los expertos advierten cada nueva temporada que hay un aumento significativo de las reacciones alérgicas respiratorias.

alergia en la ciudad

Así lo señalan, por ejemplo, desde la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), que avisan que los ritmos de vida urbanos unidos a la creciente contaminación atmosférica de las ciudades son factores clave en el crecimiento de los afectados con alergias. La calidad del aire y el cambio climático están acentuando los síntomas, con reacciones cada vez más frecuentes ante mínimas cantidades de polen.

Curiosamente, en las zonas rurales donde la población vive rodeada de plantas y, por tanto, más expuesta a posibles alérgenos naturales, se dan menos casos de afectados. Y es así porque los contaminantes químicos influyen a las plantas, que cambian su metabolismo, aumentando la producción de pólenes más agresivos.

alergia en la ciudad

El calentamiento global hace que se alteren los ciclos de polinización naturales, alargando los periodos clave de alergias, y también afecta la polución del aire causada por el tráfico, las fábricas y los sistemas de climatización de los edificios.

Por qué es importante controlar la calidad del aire que respiramos

Necesitamos respirar aire como necesitamos alimentos para vivir, es un bien básico para la vida, pero no nos damos cuenta de la importancia que tiene respirar un aire limpio. La contaminación y los alérgenos no se ven, pero pueden afectar de forma clave a nuestro bienestar.

alergia en la ciudad

De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advierte que la contaminación del aire representa un importante riesgo medioambiental para la salud, y es causante de muchas enfermedades y problemas respiratorios, que afectan especialmente a los niños. Y remarcan lo importante que es cuidar también la calidad del aire interior, la de nuestra casa.

Respirar un aire de mala calidad provoca reacciones alérgicas que, aunque sean mínimas, son muy molestas y afectan a la vida diaria. Además de los típicos síntomas de picores, estornudos, ojos llorosos… puede causar dificultades para respirar, interfiriendo en nuestras actividades, incluso haciendo difícil la actividad física o las tareas cotidianas.

Cómo evitar los efectos de la contaminación y las alergias en casa

alergia en la ciudad

Una persona alérgica puede evitar pasar mucho tiempo fuera de casa en los momentos de mayor nivel de polen exponerse a los contaminantes a través de la información diaria de la calidad del aire que facilitan las autoridades sanitarias en cada comunidad. Pero, ¿y dentro de nuestro hogar?

La clave está en mantener las alergias a raya dejándolas fuera e impidiendo que entren en casa. Mantener buenas pautas de limpieza diaria es fundamental, así como los gestos más simples de quitarse los zapatos y la ropa de abrigo nada más llegar. Ventilar la casa lo justo y necesario, en los momentos más bajos de polen y polución, es otra pauta básica.

alergia en la ciudad

Pero para eliminar completamente los alérgenos más comunes del aire podemos invertir en un purificador de aire como la serie 3000i de Philips, con modelos aptos para habitaciones pequeñas y también medianas de hasta 92 m2. Estos aparatos consiguen eliminar hasta el 99,97 % de los alérgenos, incluso las partículas más ultrafinas, gracias al sistema de filtro multicapa.

Además nos permiten tener el máximo control de la calidad del aire exterior e interior, informándonos en tiempo real sobre el nivel de alérgenos en cualquier momento mediante una aplicación para el móvil.

Para disfrutar de un aire de verdadera calidad, confortable, también es importante controlar la humedad del ambiente. Un aire demasiado seco puede agravar síntomas de alergias y otros problemas respiratorio, mientras que demasiada humedad ocasiona un aire pesado y cargado, que incluso puede favorecer la aparición de mohos y otras sustancias.

alergia en la ciudad

Con un humidificador de aire podemos combatir el aire seco de forma precisa, manteniendo el nivel óptimo de humedad de cualquier estancia, reduciendo el riesgo de bacterias y controlando el porcentaje de humedad constante con precisión.

Y recuerda que el enemigo número uno de la limpieza del hogar también es un caballo de batalla para los alérgicos: el polvo. Por eso no hay que descuidar el papel que juega una limpieza efectiva del polvo en toda la casa, incluyendo muebles, alfombras y todo tipo de superficies. Y hablamos de eliminar, no de repartir sin querer por la casa al pasar un trapo sucio.

limpiar polvo

En este sentido un aspirador potente dotado de filtros HEPA y con la capacidad de limpieza en húmedo será nuestro mejor aliado. El aspirador vertical SpeedPro Max Aqua de Philips actúa también como una mopa gracias a la alfombrilla de microfibra que controla la liberación de agua automáticamente para lograr una limpieza mucho más higiénica.

La contaminación de las ciudades no está en nuestras manos, pero sí el cuidar de la calidad del aire que respiramos en nuestro hogar.

Fotos | iStock.com/AntonioGuillemOlga SolovevaAlicia_Garcia

En Mi Mundo Philips | Probando el Purificador de aire Philips Serie 3000 en plena alerta por alta contaminación

En Mi Mundo Philips | Cinco signos de que necesitas renovar tu aspirador

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.