Por qué nuestro producto de belleza favorito debe ser un protector solar

, 13 de junio de 2017

No por mucho repetirlo nos cansaremos de decirlo: lo mejor que puedes hacer por tu piel es utilizar protector solar. En país como el nuestro donde el sol pega tan fuerte, utilizar protección solar debería ser obligatorio todos los días, y no solo en verano. No solo es una medida preventiva contra el cáncer de piel, una enfermedad que va en aumento, sino que evita alguno de los daños en la piel causados por el sol, como el envejecimiento prematuro o las manchas solares. Y para que no tengas excusas, traemos consejos para que incorporemos a nuestra rutina diaria el hábito de aplicarnos protección solar siempre.

Consecuencias del sol en nuestra piel

A corto plazo, tras un día de sol, podemos notar la piel enrojecida o incluso quemada. También son habituales las erupciones cutáneas y los granitos. La sensación es molesta, y desde luego, el efecto estético no es nada favorecedor. A nadie le gusta parecerse a una gamba. Pero el problema del sol no solo es corto plazo, sino a largo.

La piel tiene memoria y el daño causado por el sol es acumulativo. Así que cuantas más veces nos hayamos quemado por el sol en la juventud, más notaremos los efectos en cuanto pasen unos pocos años: manchas, pecas, arrugas, etc. No hay más que pasar el dedo por dentro y por fuera de nuestro brazo. Por dentro, donde no nos da el sol, la piel es suave y homogénea, mientras que por la parte externa del brazo notamos más irregularidades, pecas, sequedad, etc.

Se dice que uno de los lugares que mejor desvela nuestra edad son las manos, y es precisamente porque son una de las zonas más expuestas al sol. Tenemos que pensar en cuidar la piel para toda la vida, y no dañarla por el simple hecho de querer tener nuestro bronceado veraniego antes que nadie.

Consejos para no olvidarte del protector solar

Aunque nos sepamos bien la lección, tendemos a utilizar el protector solar solo cuando vamos a la playa en verano, y en realidad, el protector solar debería ser nuestro producto de belleza favorito todo el año. Incluso en invierno e incluso cuando está nublado, porque entonces también tiene efecto los rayos solares. Debemos prestar especial atención cada vez que hagamos actividades al aire libre: ya sea pasear por el monte como ir de tiendas o comer de tapas con los amigos.

Para que se nos haga menos latoso su uso, lo ideal es que compremos cremas hidratantes o bases de maquillaje que ya incorporen un factor FPS alto, de esta manera no tenemos que añadir un paso más a nuestra rutina diaria. Así evitamos que un paseo por la ciudad nos dañe la piel.

Otra recomendación que puede sernos útil es llevar siempre en el bolso una crema solar pequeña. Así puedes aplicártela en cualquier momento. Hay mañanas de domingo que disfrutas de unas cervezas en una terraza y acabas con la nariz roja. No sería la primera vez que me quemo los brazos tras una comida al aire libre. Siempre llevo la protección solar, y si veo que el sol pega fuerte, puedo aplicármela en la cara, los brazos, los hombros, el escote y las manos, sitios donde es muy habitual quemarse si no estamos prevenidos.

En los últimos años los nutricosméticos han ido mejorando en sus fórmulas, y algunos de ellos, tomados de manera regular durante uno o dos meses antes del verano consiguen preparar nuestra piel y hacer que estemos más prevenidos de cara al intensivo de sol que nos damos en vacaciones. Se trata de una protección extra para la piel que no está de más utilizar.

Recuerda aplicarte de nuevo la protección solar cada dos horas para que sea efectiva. Se ha demostrado que las cremas solares consiguen hacer de pantalla contra el daño del sol. No se trata de que nos convirtamos en vampiros y huyamos del sol (ya que por ejemplo, éste nos sirve para sintetizar la vitamina D), pero sí que conviene prevenir y cuidar nuestra piel antes de que sea demasiado tarde.

Fotos | iStock domoyega, KristinaJovanovic, iStock Maridav
En Mi Mundo Philips | El mejor amigo de tu peinado de verano, un pañuelo
En Mi Mundo Philips |7 razones por las que una crema muy cara no lo es todo para la piel

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.