Prepara deliciosas cremas de verduras con tu batidora y olvídate de la olla

, 5 de enero de 2017

Cremas de verduras

El invierno no ha hecho más que comenzar y apetecen más que nunca platos de cuchara reconfortantes y nutritivos. La mejor opción en esta época son las cremas de verduras, versátiles, sencillas y además estupendas para recuperarnos un poco después de las comilonas navideñas. ¿Sabías que las puedes preparar sin poner ni una olla al fuego? El secreto está en tu batidora.

Las ventajas de cocinar cremas de verduras sin encender el fuego

 

cenas saludables crema de guisantes

A veces creo que dependemos demasiado de los fogones de casa, ya sea fuego tradicional, vitrocerámica o inducción. Gracias a un pequeño imprevisto con la vieja cocina de campo de mi familia descubrí que se puede preparar cualquier plato sin tener que usar una olla o cazuela, también cremas de verduras. ¿Por qué no aprovechar todas las ventajas que nos ofrece la batidora?

En lugar de los fogones vamos a encender el horno, así que es un plan ideal para cocinar cuando vamos a preparar también, por ejemplo, un bizcocho, pan, galletas o asados de pescado o carne. La gran ventaja de cocinar las verduras asadas es que nos ahorramos tener que picar y cortar, mancharemos muchos menos utensilios y conseguiremos más sabor y más nutrientes.

Cómo cocinar cremas de verduras con la batidora

crema-de-calabaza

Simplemente elige el ingrediente de temporada para la base de tu crema: calabaza, boniato, puerro, remolacha, zanahorias, calabacín, pimiento, lombarda… Retira la piel, si la tuviera, y trocea en piezas grandes sin preocuparte en picar mucho. Añade los ingredientes extra que darán más sabor, como cebolleta, hierbas aromáticas, alguna patata, manzana o pera. Salpimenta, añade un chorrito de aceite de oliva y asa durante unos 35-40 minutos a 200ºC, hasta que estén en su punto.

Tritura las verduras cocinadas en el vaso de tu batidora, añadiendo un poco de agua y caldo para ajustar la consistencia a tu gusto. Prueba y corrige de sal, sazonando con especias o enriqueciendo la mezcla con leche o nata líquida. Con la batidora consigues esa textura perfecta en apenas unos segundos y puedes servir directamente las porciones sacando el vaso.

Es una manera estupenda de cocinar cremas de verduras deliciosas sin complicarnos en la cocina, perfectas para la cena o para preparar con antelación y tener reservas en la nevera durante varios días. Aprovecha cuando enciendas el horno y utiliza también los restos de verduras que se hayan podido quedar en la nevera; verás cómo asándolos consigues muchísimo sabor.

En Mi Mundo Philips | Crema de puerros con vinagreta de mostaza. Una receta ligera para el frío

En Mi Mundo Philips | Los mejores productos de temporada para hacer platos de cuchara

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.