Prepara el desayuno perfecto para despertar a tu pareja

, 28 de junio de 2013

Estaréis de acuerdo conmigo en que uno de los placeres mejor recibidos al comenzar el día es que tu pareja te sorprenda llevándote un delicioso y apetecible desayuno a la cama. Pero ¿todo vale?

Pues no, no todo vale ni desde el punto de vista nutritivo ni tampoco estético. Prueba a llevar un café del día anterior recalentado con unas galletas reblandecidas y una hoja de rollo de cocina por servilleta y compáralo ahora con la combinación que más encaje con tu pareja entre alguna de nuestras sugerencias. También tienes que vigilar que sea un desayuno sano y completo, para cuidar lo que mueve nuestro cuerpo cada día: el corazón.

Creando ambiente: café recién hecho

Si te gusta el café seguro que el olor del café recién hecho a las mañanas te invita a despertarte con energía y alegría (sobre todo porque sabes que no tienes que hacerlo tú ¿verdad?). Para empezar con este pequeño ritual de llevar el desayuno a tu pareja, qué mejor que preparar un café cremoso a su gusto, en una taza especial y si lleva leche, decorarlo con cacao o incluso atrevernos con algún dibujo sencillo tipo flor o corazón o con algo más arriesgado si controlamos algo la técnica del latte art.

Creando ambiente II: pan recién tostado

Las tostadas de pan comercializadas por distintas marcas funcionan bien a diario, cuando apenas tenemos tiempo, pero al igual que el café, el pan recién tostado en el tostador o si no tenemos, en una plancha o sartén siempre es mucho más sabroso, sobre todo porque el olor que desprende suele anticipar algo muy apetecible.

Puedes facilitarle a tu pareja la tarea de untar la tostada con mantequilla o mermelada (elige su sabor favorito) o servirla con tomate natural y algún embutido o fiambre, o simplemente con aceite de oliva y sal, tú sabes cómo le gusta, o deberías saberlo.

Algo más que fruta

La fruta es imprescindible para un desayuno sano, de hecho, está recomendado para cuidar la salud de tu corazón comer al menos el consumo de 5 frutas diarias. Qué mejor manera que empezar con este buen hábito nada más despertar. Si a tu compañero o compañera le gusta cuidarse seguro que agradece que introduzcas alguna fruta en este especial menú. Puedes elegir una pieza, pelarla y cortarla en porciones, pero también puedes ‘currártelo’ un poco más y crear una macedonia llena de color y sabor, un buen zumo natural de frutas o una sencilla y elegante brocheta.

A mí personalmente frutas tropicales como el mango o la piña o unas fresas me resultan más seductoras que una manzana y una pera y los zumos con ellas siempre dan un toque más exótico que las frutas convencionales. Aunque he de confesarte también, que solo con que me traigan un zumo de naranja recién exprimido me conformo. Por supuesto, no es lo mismo de brick.

Tu toque personal

Cereales y mueslis en el mercado hay cientos, pero tu combinación de avena, frutos secos y frutas deshidratadas es única. Un muesli casero siempre va a ser más sano y más ‘generoso’ con aquellos alimentos que tanto le gustan. Venga un extra de nueces.

Siempre nos queda la tahona

Vale, admitimos algo de bollería o pastelería de vez en cuando, que no hay que abusar, aunque lo ideal para el desayuno de los más golosos o golosas son los bizcochos o tartas caseras.

Servir en el desayuno un pedazo de bizcocho hecho en casa el día anterior es una delicia, pero como no siempre se tiene tanta destreza o tiempo, el hecho de madrugar y comprar un croissant o un pastel de manzana en la panadería-pastelería que hay junto a casa y acompañarlo con un buen café recién hecho, un zumo natural, el periódico y una florecilla debería sacarnos de un apuro.

Por último, cuida la presentación y valora la comodidad a la hora de tomar el desayuno. Mejor juntos, no vayas a presentarte con la bandeja y cuando te invite a compartir tu delicioso menú, comentes: ‘no, si yo ya me he tomado un café al levantarme y no tengo apetito’.

Mi mundo Philips | Adivina por qué la llaman Saeco Minuto

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.