Probamos Serie 9000 y Serie 7000, los cortapelos de Philips que parecen venidos del futuro

, 30 de abril de 2015

20150430_Serie9000_03

Por fin he tenido la oportunidad de utilizar en mi propia cabeza los nuevos cortapelos Serie 9000 y Serie 7000 de Philips. Y, lo cierto, es que son una auténtica pasada. Como rapado oficial que soy desde hace muchos años, he probado múltiples cortapelos, muchos de ellos muy buenos (unos de Philips y otros no), pero mucho me temo que éstos han llegado a mi casa para quedarse.

Aunque ya os he hablado en otros posts de sus características, no está de más que hagamos un repaso a lo más destacado.

Selección exacta de la longitud

20150430_Serie9000_04

Uno de los principales rasgos de estos cortapelos de Philips es que puedes seleccionar exactamente cuál es la longitud deseada. La diferencia entre la Serie 9000 y la Serie 7000 es que la primera dispone de 400 posiciones de longitud, seleccionadas mediante tecnología táctil, mientras que la segunda tiene 60 posiciones con botones de control.

Eso sí, ambos modelos permiten bloquear la longitud una vez seleccionada, para evitar que el peine cambie de posición accidentalmente durante el rapado y suframos una desgracia capilar.

Tecnología DualCut: mayor velocidad de corte

20150430_Serie9000_02

Otra característica que comparten el Serie 9000 y 7000 es la presencia de la Tecnología DualCut en sus cuchillas, que duplica la velocidad de rapado respecto a un cortapelos normal de Philips, gracias a la combinación de un elemento de corte con doble afilado e ingeniería de baja fricción.

Todo ello en cuchillas autoafilables con recubrimiento de titanio en el caso del cortapelos Serie 9000 y de acero inoxidable, también autoafilables, en el Serie 7000.

Por supuesto que los dos modelos son inalámbricos, favoreciendo la libertad de movimiento sin que el cable nos moleste. Además, disponen de una amplia autonomía. Con apenas una hora de carga, tenemos 120 minutos para utilizarlos.

Mi opinión personal

20150430_Serie9000_01

Lo primero que llama la atención al sacar de la caja estos cortapelos es su apariencia de herramienta profesional, que va mucho más allá de una maquinilla para utilizar en casa. Como decía anteriormente, en los últimos diez años he utilizado multitud de cortapelos y nunca como hasta ahora me había topado con unos con este grado de profesionalidad, tanto por los materiales, como por el diseño e, incluso, el peso.

Un estilo profesional que también se nota a la hora de rapar en diferentes longitudes. Con la Serie 9000 y la Serie 7000 realmente tenemos la sensación de ir mucho más rápido, necesitando menos pasadas en menos tiempo para obtener un resultado uniforme.

También es una auténtica gozada la opción de bloqueo de la longitud elegida. Con una eficacia del 100%, es totalmente imposible que el peine cambie de posición durante el corte de pelo. Después de la última vez en la que tuve que renunciar a mi barba por un fallo con otra maquinilla, no puedo estar más feliz por esta innovación.

Para terminar, me he reservado lo que más me ha llamado la atención: la tecnología táctil de la Serie 9000 para elegir la longitud de corte. Por supuesto que la opción de botones de la Serie 7000 es igualmente útil y efectiva, pero reconozco que esto de pasar el dedo y que el peine se mueva “como por arte de magia” me ha cautivado. No cabe duda de que el futuro ha llegado también para los cortapelos de Philips.

En Mi mundo Philips | Controla al 100% tu corte de pelo gracias al nuevo cortapelos Serie 9000
En Mi mundo Philips | Nuevos cortapelos Philips Series 7000 y 9000: cuando raparse se convierte en toda una experiencia
En Philips | Serie 9000 | Serie 7000

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.