Propósitos de año nuevo para hombres fuera de lo común

, 18 de enero de 2016

Propositos2016

Se dice, se cuenta, se rumorea que hoy es el día más triste del año. Blue Monday lo llaman. Personalmente, no le veo sentido alguno a esto (por ejemplo, yo estoy contentísimo), pero por si acaso aquí os traigo algunos propósitos de año nuevo para combatir no solo este Blue Monday, sino para que en 2016 estemos todos igual de contentísimos que yo hoy.

Tranquilo, que aquí no vas a encontrar nada relacionado con el gimnasio ni con aprender inglés. Estos propósitos van por otros derroteros y solo son aptos para quienes de verdad quieren cambios en su vida.

Afeitate la barba o déjala crecer

Un cambio de look siempre hace que afrontemos la vida de forma diferente y de mucho mejor ánimo. Así que si tienes barba te sugiero que le eches un par de narices y que te atrevas a quitártela. ¡Eso sí que es salir de la zona de confort!

Si por el contrario, no sueles llevar barba, te animo a que hagas lo contrario y la dejes crecer. Lo único negativo es que seguramente a tu abuela no le guste. Ellas son así, nos prefieren afeitados.

Fuera prejuicios: ¡hora de tatuarse!

¿Llevas tiempo pensando en hacerte un tatuaje pero nunca terminas de decidirte? ¿Tus amigos te dicen siempre que no se te ocurra tatuarte? ¿Sospechas que a tu jefe le daría una angina de pecho si un día se te ocurre lucir tatuaje en el brazo? ¡Al carajo los prejuicios! Si te apetece hacerte un tatuaje, simplemente ve a por él.

Por supuesto, piensa bien el diseño, que tenga un significado para ti y elige cuidadosamente al tatuador y el sitio donde quieres llevarlo. Y una vez que lo tengas todo claro, lánzate.

Rompe con tu pareja

Que se pare el mundo por un momento para que puedas responder con honestidad a la siguiente pregunta: ¿eres feliz con tu pareja? Si la respuesta es sí, pasa al siguiente punto. Pero en caso de que ésta sea negativa, deberías plantearte si la situación tiene solución o si merece la pena apostar por el cambio.

Está claro que romper una relación de pareja es una de las cosas más difíciles en esta vida y hay que meditar pros y contras antes de tomar una decisión en firme. Pero si llegas a verlo con claridad, sé valiente. Nadie merece tener a alguien al lado solo por pena o por cobardía. Nunca se sabe qué oportunidades tendréis tú y tu pareja en un futuro junto a otras personas, con las que posiblemente llegaréis a ser más felices.

Quien no suma, resta

En esta vida, quien no suma, resta. Así de sencillo. Siguiendo esta máxima, es hora de que tomes las riendas de tu vida también en lo que a amistades se refiere y dejes ir a todas esas personas que solo aportan mal rollo a tu existencia.

No quiero decir que te pelees o busques bronca, o incluso que dejes de ayudar a un amigo que está pasando un mal momento. Para nada. Simplemente digo que dejes marchar a quien te transmita emociones negativas, te haga sentir en una posición de desigualdad o incluso maltratado. Hay que decir adiós con el pañuelito.

Deja de seguir en redes sociales

Siguiendo con la idea anterior, nos encontramos a diario con personas que vomitan en redes sociales toda su negatividad. Y mira, qué necesidad de ser nosotros quienes recojamos todos esos deshechos y acabemos de mala leche.

Así que no tengas miedo a dejar de seguir a todo aquel que te robe el buen rollo 2.0, ya sea en Facebook, Twitter o Instagram. Mucho mejor, adoptar una actitud zen.

Hazte menos selfies

Es francamente tentador (y lo digo por experiencia) hacerse una foto frente al espejo justo después de entrenar para que, tras subirla a Instagram, el personal te suba el ego a modo de likes. A lo que yo me pregunto, ¿qué necesidad?

¡Pues ninguna! Si tienes la autoestima baja, busca formas para aumentarla, pero formas que partan de tu propio interior y aceptación personal, no de la opinión de terceros. Que a ver, que subir algún selfie que otro no tiene mayor importancia. El problema es cuando te miras más a la cámara frontal del móvil que al espejo de tu cuarto de baño.

Ten siempre en casa una buena botella de vino

Si eres de los que vives solo, no puede faltar en tu casa una buena botella de vino (o varias). Ojo, no pretendo ni por un momento lanzar a nadie a los brazos del alcohol, pero nunca está de más contar con un buen caldo que poder compartir cuando vengan amigos a casa. O para tomar una copita nosotros solos, claro está.

Si a esto le añades, tener siempre en la nevera un buen jamoncito, queso del rico y algunas viandas más, seguro que te conviertes en el preferido de tus amigos para aparecer en tu casa por sorpresa. Y si encima estás suscrito a Netflix, ¡ya ni te cuento!

Y hasta aquí los propósitos para ser más felices este año. ¿Añadiríais alguno más?

En Mi mundo Philips | Guía para novatos que quieren entender, sobrevivir y aprovecharse de las Rebajas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.