¡Qué difícil es ser mamá reciente y lucir guapa!, ¿o no?

, 28 de junio de 2013

Ya sé que lo último que debe pensar una madre reciente es en estar guapa, puesto que no es nuestro mejor momento. Lo primero de todo es el nuevo niño, con el que vives un estado de enamoramiento que ríete tú de las pelis romanticonas. Pero una es una mujer y aunque haga poco más de un mes que haya dado a luz, quiero volver a sentirme guapa, aunque apenas tenga tiempo para mí misma.

Reconozco que con mi primer hijo estaba tan cansada y tan centrada con la nueva maternidad que no tenía tiempo ni de pensar en qué ponerme. Pero esta vez lo estoy viviendo con mucha más energía y entusiasmo. Estos son mis cuidados para seguir dando la mejor de mis caras como madre reciente (sin milagros, no espero convertirme en una top model como Gisele Bündchen si nunca lo he sido):

* Recuperar el peso. La verdad es que he tenido suerte con la genética. No he engordado mucho en ninguno de los dos embarazos y enseguida he vuelto a mi peso. Además, la lactancia materna ayuda a recuperar la silueta que tenías antes del embarazo.
* Algo de ejercicio y cremas. Toca practicar el mejor ejercicio: pasear. Ahora que hace buen tiempo, tu bebé lo agradecerá. Es una de las mejores maneras de conseguir que esté tranquilo y se duerma. En cuanto a las cremas, hay que seguir aplicando las cremas antiestrías que has estado utilizando todo el embarazo. No es cuestión de que ahora aparezcan las estrías después de cuidarte durante nueve meses.
* Corrector de ojeras. Si has sido madre ya sabes que las noches son una fiesta. Pero mi cuerpo se ha acostumbrado a dormir a ratos. Sólo me hace falta un buen corrector de ojeras para disimular que no duermo lo suficiente.
* Cómo vestir en la lactancia. Si pensabas que los quebraderos de cabeza de qué ponerte se habían terminado una vez pasado el embarazo, estás muy equivocada. Se tardan unas semanas en perder del todo la tripa, así que mejor optar por ropa suelta que camufle la tripita. Además, si estás amamantando, hay que seguir utilizando lencería especial y ropa con botones o fácil de abrir, que permita un fácil acceso al pecho. Y no olvides los discos absorbentes para evitar fugas de leche y manchas en la ropa.

Foto | Instagram
Mi Mundo Philips | Durmiendo con tu bebé: colecho ¿sí o no?

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.