¿Qué es el percentil del bebé y cuándo me tengo que preocupar?

, 30 de Agosto de 2017

Nada más nacer el bebé, los médicos toman datos de su peso, su altura y el diámetro del cráneo. Esos parámetros formarán parte de su cartilla de salud y se compararán con las tablas de crecimientos por edades, tanto de niños como de niñas.

Cuando hablamos de percentil relacionado al crecimiento del bebé, nos referimos a la comparativa de su tamaño respecto a las tablas oficiales de la Organización Mundial de la Salud. Es un valor de referencia que suele utilizarse por los pediatras y al que debemos dar la importancia que se merece, pero no preocuparnos excesivamente por los datos y las cifras. Así es como funciona el percentil del bebé.

Percentil del bebé

En las tablas de crecimiento de la OMS, se compara el peso y la altura del bebé con lo que marcan las tablas según su edad y sexo. Si el bebé tiene un percentil del 75% en altura es debido a que es más alto que el 75% de los bebés de su edad. Las tablas están realizadas en niños sanos, y es tan normal estar en el percentil 10 como en el 60.

¿Es malo o bueno estar por encima o por debajo de la media? Ninguna de las dos cosas. Hay niños que nacen altos y luego no crecen tanto como pensábamos en la adolescencia. Si los padres son bajitos, es posible que sus hijos también lo sean y no es raro que su percentil de altura sea del 5-10% sin que por ello sea preocupante. También hay niños más pesados y otros más delgados, porque tiene que haber de todo. Mientras el bebé se alimente correctamente, no tenemos por qué darle más importancia al percentil que la que le da el o la pediatra.

¿Podemos preocuparnos por los percentiles?

El dato de los percentiles aporta más información si se observa a lo largo del tiempo que si se mira en un momento concreto. Si el bebé suele estar por el 60% de percentil de peso y vemos que empieza a bajar abruptamente, mes tras mes, puede ser un indicativo de que no se está alimentando correctamente. Quizá sufre algún tipo de intolerancia, de alergia, o sufra alguna enfermedad. Es algo que debe valorar el pediatra y ampliar pruebas si lo cree necesario. Es normal que haya variaciones en los percentiles, pero no de manera brusca.

Así que no nos pongamos nerviosos por lo que indican las tablas y valoremos los datos de crecimiento en su justa medida como fuente de información para ver si el bebé está sano o no.

Foto | iStock oksun70, iStock adrian825

En Mi Mundo Philips | Cómo saber que estás alimentando a tu bebé con la cantidad adecuada

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.