¿Qué es un plan de parto?

, 2 de Octubre de 2017

plan de parto

El parto es un momento temido y esperado a partes iguales para las mujeres embarazadas. La incertidumbre y la ilusión conviven en el estado de ánimo e imaginar cómo será el día D es algo recurrente. Para facilitar el proceso y ayudarnos a dibujarlo en nuestras cabezas existe el plan de parto.

Se trata, básicamente, de un documento en el que la embarazada indica por escrito sus preferencias y necesidades a la hora de dar a luz. Eso sí: no es vinculante y hay que tener claro que siempre prevalecerá garantizar el buen estado de salud de la madre y el bebé.

Dicho esto, repasamos algunas cuestiones a tener en cuenta a la hora de elaborarlo:

¿Cuándo comienzo a preparar el plan de parto?

Pensar en ese momento y sus pormenores con frecuencia es algo muy habitual, pero se recomienda empezar a plasmar todo eso por escrito a partir de la semana 30 de gestación. Además, hay que tener en cuenta que no es algo incorregible: si tus deseos cambian, puedes modificar el documento sin problema alguno.

¿Qué puedo elegir?

Puedes indicar qué tratamiento contra el dolor quieres seguir (por ejemplo, dar a luz sin medicamentos de por medio), quién quieres que te acompañe en el proceso del parto (tu pareja, tu madre, una amiga…),  solicitar elegir la postura que te resulte más cómoda…

También puedes limitar –siempre si el desarrollo del alumbramiento lo permite- prácticas como la episiotomía o el rasurado del vello. Y puedes especificar, si así lo deseas, que quieres que dejen junto a ti al bebé justo después de que nazca o que te gustaría que la persona que te acompaña cortase el cordón umbilical.

Si tienes alguna solicitud más concreta, deberás consultar previamente en tu centro si disponen de ese servicio u opción.

plan parto embarazo

¿Cómo elaboro el documento?

Existen diversos modelos, entre ellos el que proporciona el Ministerio de Sanidad, que funciona como guía antes del parto y te facilita algunos consejos prácticos.

¿Es obligatorio presentarlo?

No. Puedes acudir sin él (se presenta en el momento previo a dar a luz o se envía certificado al hospital), pero cumplimentarlo te ayudará a visualizar el parto y a implicarte más en el proceso. Con él también ayudarás a los profesionales que estén contigo ese día a conocer tus necesidades y preferencias y a hacer que te sientas más a gusto en ese momento. Además, como comentábamos al inicio, presentar un plan de parto no impide que ese día, llegado el momento, puedas exponer una opinión distinta a la ahí reflejada.

Imágenes | Unsplash – Mel Elías y freestocks.org

En Mi Mundo Philips | ¿Qué puede aportarte la ayuda profesional después del parto?

En Mi Mundo Philips | Primeras 24 horas con tu bebé: cómo es la lactancia del recién nacido

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.