Que la mudanza no acabe contigo: 7 trucos para superarla con éxito

, 20 de mayo de 2019

Mudanza: trucos para superarla

Una mudanza no es un momento precisamente sencillo o placentero. Pero sí puede ser, si nos ponemos en modo Marie Kondo, algo casi terapéutico: nos ayuda a deshacernos de aquello que no queremos o necesitamos y, además, a tener esa sensación de empezar de cero. ¿Cómo superar una mudanza sin estresarnos (demasiado) en el intento?

No es un imposible, tan solo hay que ser muy organizado, tratar de tener actitud positiva y asumir que es un proceso, como tantos otros, por lo que no durará eternamente. Tanto si te enfrentas a tu primera mudanza como si ya has pasado por varias, toma nota de estos trucos para hacerla más ligera e, incluso, agradable.

La limpieza, el primer paso

Una limpieza a fondo es fundamental… tanto antes de empezar a empaquetar tus cosas como antes de empezar a desembalarlas. Vayamos por partes. En tu casa vieja, la que va a dejar de ser tu hogar, organiza una jornada (o las que necesites) de limpieza a fondo. Saca tu aspirador Philips de paseo y deja cada rincón sin un ápice de polvo. Te será mucho más agradable comenzar a organizar cajas si todo está limpio.

Mudanza: trucos para superarla

Antes de empezar a trasladar muebles y cajas a tu nuevo hogar, limpia también en profundidad. Nunca (hasta que te vuelvas a mudar) volverás a tener tu casa tan despejada y nunca será tan sencillo pasar la escoba y el aspirador Philips SpeedPro Max, sin cable y muy fácil de manejar.

Organízate y trata de cumplir los plazos

Hazte con una agenda específica para tu mudanza. Si existen las agendas de boda, ¿por qué no íbamos a emplear una en un momento tan importante como el de cambiar de casa? Planifica las fechas clave, como el día de comienzo de la mudanza o el día que tendrás que dejar definitivamente tu antiguo hogar.

Entre esos plazos, estima unos cuantos días que deberás emplear en empaquetar tus cosas o en llevarlas al piso nuevo. No se trata de que las fechas que te fijes sean un corsé, sino más bien un indicador para saber si avanzas a buen ritmo o tienes que pisar el acelerador.

Mudanza: trucos para superarla

Crea tu propio código de orden

Es muy común que, llegado el momento de meter tu vida en cajas, no sepas ni por dónde empezar. Lo más sencillo para romper ese bloqueo es ir habitación por habitación: asigna a cada una un color y pega etiquetas de ese tono en las cajas con objetos de esa estancia. Puedes subagruparlas por posición, es decir, en la caja 1, las cosas de la estantería, en la 2, las del dormitorio… y así sucesivamente.

Para recordar exactamente dónde estaba cada cosa y tenerlo todo controlado, haz una foto a la habitación y sus detalles, imprímelas y pégalas en sus cajas correspondientes para no confiar solo en tu memoria fotográfica. Además, es muy probable que, en tu nuevo hogar, quieras distribuir los objetos y muebles de otro modo, pero, así, tendrás todo localizado.

Mudanza: trucos para superarla

Prepara una maleta con lo esencial

Ropa interior, pijamas, prendas para llevar en el día a día durante un par de semanas y tus básicos de belleza e higiene. Agrupa todo eso en una maleta y tendrás ahí tu kit de supervivencia para los días de mudanza. Así, con esa pequeña parcela de orden, sentirás que lo tienes todo bajo control.

Además, guarda en una pequeña caja o estuche esos pequeños objetos o papeles que no quieres perder (desde documentación hasta joyas o recuerdos muy personales). Será una forma de evitar sustos durante y después de la mudanza.

Póntelo fácil

Facilítate la vida y optimiza tus recursos. Por ejemplo, los libros, que son objetos muy pesados, puedes transportarlos en una maleta con ruedas: será mucho más fácil que en cajas. Recuerda que no tienes por qué empacarlo absolutamente todo. En tus cómodas y cajoneras puedes dejar objetos que no pesen mucho y, para el momento de la mudanza, sella con cinta aislante o papel transparente los cajones para que no caigan los objetos.

Mudanza: trucos para superarla

Haz la mudanza del tirón

No se trata de agobiarse y hacer la mudanza en un fin de semana, sino de que, una vez que comencemos con el capítulo, lo leamos del tirón. Cuando llegues a tu nuevo hogar, no dejes un par de cajas sin desembalar: se quedarán en un rincón hasta dentro de muchos meses.

Protege lo delicado

Parece obvio, pero, con las prisas, podemos olvidar guardar los objetos más delicados como se merecen. La cafetera que te despierta por las mañanas y con la que preparas tu latte favorito, la vajilla que tanto te gusta, la plancha vertical que te saca de tantos apuros… Protege bien estos objetos y evitarás más de un susto.

Y, ante todo, trata de no estresarte y de disfrutar de lo que una mudanza implica: el comienzo de una nueva historia.

Imágenes | Philips, Unsplash – Philipp Berndt, Erda Estremera, Sylvie Tittel, Bruce Mars.

En Mi Mundo Philips | ¿Muchos electrodomésticos en poco espacio? Te damos claves para ordenarlos en la cocina

En Mi Mundo Philips | Decluttering para el año nuevo: la técnica definitiva para poner en orden tu casa

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.