¡Que nos quiten lo bailao! Cuida tus pies para ningún dolor te arruine tus celebraciones

, 28 de diciembre de 2018

Cuidado de los pies

Hay unos compañeros inseparables de los looks festivos: los tacones. Y, aunque elevan cualquier estilismo a la categoría de elegante, lo reconocemos: suelen provocarnos dolor en los pies. ¿Cómo prevenirlo para que ninguna molestia arruine nuestras fiestas?

Igual que preparamos la piel del rostro para la Navidad, ponemos a punto nuestra ropa festiva y cuidamos hasta el más mínimo detalle de la mesa de Nochevieja, debemos hacer lo propio con nuestros pies. Debemos mimarlos y dedicarles unos cuidados para que las largas noches con familia y amigos no se vean empañadas por un terrible dolor. ¿Cómo? Allá vamos.

Cuidado de los pies en las fiestas de Navidad

Antes del día D

Como en tantas cosas, la previsión y prevención son también claves en el cuidado de nuestros pies. Así que, para minimizar los posibles dolores, nada como una buena dosis de cuidados intensivos.

Por un lado, evita usar tacones en los días previos a esa fiesta en la que vas a caminar desde las alturas. Tus pies estarán descansados y afrontarán mejor las horas de taconazo.

Por otro, mímalos. Hazte la pedicura en casa con la ayuda de Pedi Advanced de Philips: elimina durezas y pieles muertas y deja tus pies suaves y perfectos. Remata tu tratamiento casero con un masaje con crema hidratante y descansa toda la noche (lo ideal es hacerse la pedicura antes de dormir, para que los pies descansen y absorban bien la crema).

cuidado de los pies

¿Algo más? Evita dejar el tratamiento para última hora y hazlo unos días antes: la piel de tus pies podría quedar muy sensible en las horas posteriores a la pedicura.

Otro truco ‘de la abuela’ para que tus tacones no arruinen tus noches es congelar tus zapatos unos días antes. Es decir: puedes colocar una bolsa con agua en el interior de ellos e introducirlos en el congelador. El agua, convertida en hielo, expandirá su volumen y ensanchará tus zapatos, logrando reducir la presión que ejercen sobre tus pies.

Unos consejos generales

Por obvio que suene, elige modelos de tu número. Si no lo son, te resultarán incómodos y acabarán provocando dolor.

Además, ayúdate de sticks antifricción y de almohadillas para reducir el daño. Los primeros se venden en farmacias y generan algo así como un ‘efecto media’ en tu pie: disminuyen considerablemente el número de rozaduras y ampollas, grandes aliadas de los tacones.

Cuidado de los pies en las fiestas de Navidad

Las segundas, a la venta en farmacias, ortopedias y zapaterías, hacen que camines sobre una superficie mullida, por lo que minimizan el cansancio y dolor.

En el día D, cuando, con tu lookazo, te calces los tacones, evita quedarte parada durante largos periodos de tiempo, pues así espantarás también el dolor constante. Trata, también, de no descalzarte hasta el final de la noche, pues, si lo haces, volver a colocarte los tacones será una tarea (casi) imposible.

Por último, no está de más llevar contigo unos zapatos de repuesto: si lo necesitas, podrás cambiarte del tacón al calzado plano, olvidarte del dolor y centrarte en lo importante: bailar y disfrutar.

Imágenes | Philips, Unsplash 1, 2, 3

En Mi Mundo Philips | Relájate y disfruta de un spa de pies en casa

En Mi Mundo Philips | Cómo mantener tus pies suaves sin durezas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.