Qué puedes comer y beber cuando estás amamantando al bebé

, 25 de noviembre de 2014

178385664

Cuando estamos embarazadas, todas tenemos en mente que hay que cuidar lo que comemos, e incluso sabemos los alimentos que tenemos prohibidos debido al riesgo de diabetes o de toxoplasmosis. Pues bien, cuando estemos amamantando al bebé, debemos también cuidar nuestra alimentación al máximo porque a través de la leche le transmitimos los nutrientes y vitaminas, pero también los sabores. Éstos son los alimentos recomendados y los no recomendados durante la lactancia.

Qué debemos comer más cuando estemos dando pecho

Por supuesto, debemos llevar una alimentación variada y equilibrada, con cereales, frutas, legumbres, verduras, carnes y pescados frescos o yogur. Resultan muy convenientes las grasas vegetales de alta calidad que se encuentran en los frutos secos, las semillas de sésamo o calabaza, el aguacate o el aceite de oliva. Debemos también beber mucho líquido como zumos de fruta naturales, leche o sopas.

Algunos alimentos muy recomendables durante la lactancia son la manzana, las zanahorias, las calabazas, los copos de avena, las peras, los champiñones, la cebada, el trigo sarraceno,  o el mijo.

Alimentos a descartar durante la lactancia

En ocasiones, el bebé sufre ciertas alergias alimentarias que provocan que lo que come la madre le afecte negativamente. Hay casos de madres lactantes que deben desterrar la leche de vaca y sustituirla por la leche de arroz o de almendras durante la lactancia. Eso es algo que analizarás con el pediatra si ves que el bebé sufre alguna intolerancia alimentaria con tu leche.

Por supuesto, durante la lactancia debes olvidar el alcohol y el tabaco, igual que cuando estás embarazada, y tampoco es recomendable excederse con las bebidas excitantes como el café o las bebidas gaseosas con cafeína. Las comidas fuertes o con sabor fuerte puede que no le gusten al bebé por el sabor y rechace el pecho cuando has comido ese tipo de alimentos, como por ejemplo, los espárragos, las coles de bruselas, la coliflor, el pepino, la cebolla cruda, o el ajo. Observa a tu hijo cuando comas estos alimentos porque le pueden ocasionar gases.

También es posible que haya ciertos alimentos que pueden crear alergias en los bebés, incluso a través de la leche, como los melocotones, los albaricoques, los kiwis, las fresas o las piñas. No los destierres de tu dieta, pero no los comas en exceso y estate atenta por si se presentan síntomas de alergia.

Foto | Thinkstock

En Mi Mundo Philips | Las rabietas del niño, una guía para lo primero y más importante: entenderlas

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.