Que no se te vaya la olla en las Rebajas. ¡Te ayudamos a conseguirlo!

, 7 de enero de 2015

Rebajas

Como cada año, después de la Navidad, llega uno de los momentos más esperados: ¡el periodo de Rebajas! Desde hoy mismo podemos encontrar diferentes descuentos en las colecciones de ropa Otoño-Invierno que, sin duda, debemos aprovechar.

Eso sí, hay tener cuidado para que no perdamos la cabeza. No hay que olvidar que ya hemos realizado algunos gastos extraordinarios en Navidad, por lo que ahora hay que tener cuidado si no queremos que la cuesta de enero sea demasiado pronunciada. Así que tomad nota de estos consejos para que no se nos vaya la olla en las Rebajas.

Haz una lista con lo que realmente necesitas

Antes que nada, echa un vistazo a tu armario y haz una lista de lo que realmente necesitas. No me refiero a los caprichos, no, sino a aquellas prendas que de verdad sean imprescindibles, ya que es por ellas por las que tenemos que empezar.

Lo mejor es que nos ciñamos a la lista lo máximo posible sin caer en tentaciones innecesarias. Eso sí, ten en cuenta que la mayoría de prendas que compres ahora en Rebajas las utilizarás el próximo otoño, ya que aunque aún quedan semanas de invierno, la llegada del buen tiempo está a la vuelta de la esquina.

Define un presupuesto específico

Lo mejor para no pasarnos en gastos es definir una cantidad de dinero concreta para las Rebajas. Es más, si salimos de compras solo con esa cifra y nos dejamos la tarjeta en casa, mejor que mejor. Así nos obligaremos a respetar el presupuesto. Claro que también puede que volvamos otro día, pero al menos de este modo pensaremos la compra con más calma.

Busca primero en Internet

Hoy en día, la mayoría de firmas dispone de tienda online, así que una buena forma de asegurarnos stock y tantear qué descuentos hay es echando un vistazo previo a su página web. Además, nos ahorraremos colas en las cajas y en los probadores. Todo son ventajas.

Eso sí, cuidadito con comprar compulsivamente por Internet, que al ser muy fácil puede que perdamos el control. Y no queremos eso, ¿verdad?

Apuesta por los básicos

Las Rebajas es un muy buen momento para comprar esas prendas básicas que deben estar sí o sí en el fondo de armario. Camisas y camisetas blancas, vaqueros azules de corte recto, un traje azul marino… En definitiva, prendas a las que les vamos a dar mucho uso dada su versatilidad. ¿Para qué pagar más en temporada si podemos aprovechar para pagar menso en Rebajas?

No pases por la zona de “Nueva temporada”

Con el objetivo de seguir evitando tentaciones, bajo ningún concepto te acerques a la zona de las tiendas donde se expone la nueva colección Primavera-Verano. Lo más probable es que veamos ropa que nos guste mucho más que la rebajada y acabemos gastando más de la cuenta. Así que lo mejor es alejarse de la zona prohibida.

Espera a las Segundas Rebajas

Si tenemos un poco de paciencia, podremos encontrar auténticas gangas. Para ello, lo mejor es esperar a las Segundas Rebajas. Sí que se cierto que nos tocará buscar mucho más y que tendremos suerte si encontramos talla, pero en el riesgo también está el mérito. Para muestra un botón: el año pasado conseguí un traje de Zara por 29,95 euros. Ni un céntimo más ni un céntimo menos.

Antes de pasar por caja… ¿de verdad me gusta?

Muchas veces podemos dejarnos llevar por lo barata que sea una prenda, así que antes de pasar por caja debemos reflexionar seriamente si nos gusta de verdad, con qué podemos combinarla y si realmente nos la vamos a poder. Por muy barata que nos cueste, si no le vamos a dar uso, será dinero tirado a la basura.

Y después de este entrenamiento, ya estáis listos para ir de Rebajas. ¡Suerte y a por las gangas!

Imagen | Mr. Porter
En Mi mundo Philips | Nueve propósitos de año nuevo que no vas a cumplir, aunque deberías

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.