¿Qué sucede en el cuerpo de la mamá en el segundo trimestre de embarazo que ella no espera?

, 20 de octubre de 2014

Detail Of Pregnant Woman Holding Ultrasound Scan

Superaste el primer trimestre de embarazo, y poco a poco te vas encontrando mejor, porque las náuseas ves que están desapareciendo, porque todas las pruebas y tests del primer trimestre están saliendo positivas, porque ves como tu cuerpo se parece más al de una embarazada, porque tienes cada vez más energía y te encuentras mejor. El segundo trimestre de embarazo se llama el trimestre de la tranquilidad, y posiblemente, sea el mejor trimestre del embarazo. Así cambiará tu cuerpo durante estos meses:

Por fin te notas embarazada

Cómo ya han pasado los tres meses de embarazo, el tiempo prudencial para mantenerlo oculto, es probable que lo empieces ya a anunciarlo a tu alrededor ¡estoy embarazada! Pero hasta el cuarto o quinto mes, sobre todo si es tu primer embarazo, es posible que no se empiece a notar tu tripa de embarazada. El volumen empieza a aumentar día tras día. Al principio notarás que tus pantalones ya no te cierran y ya es hora de ir de tiendas y comprar alguna ropa premamá.  Vete comprando poco a poco y según necesites, porque todavía no sabes cómo irá evolucionando tu cuerpo los siguientes meses de embarazo.

Disfruta de esta parte del embarazo, haz fotos de tu nuevo estado, porque es uno de los mejores momentos de ser madre. Tu cuerpo es muy bello con esa nueva curva que aloja a tu futuro hijo. Es el momento de empezar a hacer algo de ejercicio propio de embarazadas, como yoga, natación o paseos.

Hasta ahora apenas habrás aumentado de peso, pero este trimestre irás cogiendo peso semana tras semana, cuídate para que el aumento de peso esté controlado, come bien, variado, bebe mucha agua y todo ello te ayudará a llevar un mejor embarazo.

Síntomas que van, síntomas que vienen

Posiblemente, en el primer trimestre no hacías otra cosa que dormir. Estabas agotada, sólo pensabas en tumbarte, y te ibas arrastrando durante todo el día como alma en pena, sobre todo si tenías náuseas. Pero en el segundo trimestre de embarazo verás que te empiezas a encontrar mejor, que tu estómago ya no te da la lata y que ya no tienes tanto sueño. Al contrario, te notas llena de energía, fuerte, e incluso te ves más guapa (tu pelo y tu cara brillan más que nunca).

En el cuarto trimestre también llega un momento muy especial: notarás las primeras patadas del bebé, sentirás cuando se mueve y verás cuando está dormido y cuando está lleno de energía. Empieza a comunicarte con él, háblale para que vaya conociendo tu voz, cántale y ponle música, porque tu niño ya te oye.

Cuida tu piel y aplícate protector solar, porque tu piel estará especialmente sensible frente a las manchas. Es muy habitual que aparezcan manchas en la cara, con tu piel más oscura en la frente, la nariz, la boca y el mentón, como si fuera una máscara. Es el cloasma. También suele aparecer una línea recta en la tripa, es la línea alba. Ambas suelen desaparecer unos meses después del embarazo.

Es muy probable que sufras problemas digestivos, como ardor de estómago. Para evitar las digestiones pesadas, come poco y frecuentemente, tu estómago lo agradecerás. También es muy habitual los problemas de estreñimiento. Come mucha fruta, verduras, alimentos ricos en fibra y bebe mucha agua. El ejercicio también te ayudará a aliviar los síntomas de estreñimiento.

Cada día te sientes más unida a tu bebé y estás deseando verle ya la cara. Has pasado el ecuador del embarazo y estás llena de ganas de ser mamá, pero todavía queda la recta final del embarazo de la que hablaremos próximamente.

Foto | Thinkstock

En Mi Mundo Philips | 30 años de Philips Avent: así hemos cambiado las madres desde 1984

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.