Qué textiles de la casa son menos recomendables para los alérgicos

, 5 de junio de 2018

Textiles para alérgicos

El hogar es el mejor refugio para los alérgicos, donde tenemos todo el control con la seguridad de respirar un aire limpio. Pero aunque sigamos a rajatabla la mejor rutina de limpieza también hay que prestar atención a otros detalles, como la decoración o las mascotas.

Los textiles de la casa también juegan un papel fundamental, ya que son la principal fuente de ácaros, gérmenes y otros alérgenos. A continuación repasamos cuáles son los materiales más comunes y qué textiles son los menos recomendables para los alérgicos.

Los textiles de la casa: puntos problemáticos

Textiles del hogar para alérgicos

Si te paras a pensar un momento sobre cuántos textiles usáis en casa seguro que te sorprenderá descubrir que la lista es más larga de lo que podías pensar en un principio. Sábanas, mantas, edredones, colchas, fundas de colchón y de almohadas, cojines, tapicería, cortinas, manteles y servilletas, alfombras, alfombrillas, moquetas, camas de mascotas, toallas…

Los alérgenos penetran en casa desde el exterior, y aunque podemos aplicar pautas básicas para mantenerlos a raya, es imposible aislar el hogar completamente al 100%. En el ambiente doméstico estas sustancias tienen a acumularse, precisamente, en los materiales textiles.

Textiles del hogar para alérgicos

¿Por qué? En primer lugar porque las partículas en suspensión se depositan fácilmente en los tejidos, y no solemos limpiarlos tan a menudo como el suelo o las superficies. Y, además, a los ácaros, gérmenes y bacterias les encantan los textiles.

Las fibras intrincadas, la humedad y una temperatura cálida y constante es el ambiente ideal para los alérgenos, pero podemos ponérselo difícil escogiendo los textiles más adecuados.

¿Cuáles son los textiles menos recomendables?

Textiles del hogar para alérgicos

Los materiales textiles más conflictivos para los alérgicos, y por tanto menos recomendables, son sobre todo los naturales, pero también los más pesados, el pelo natural o sintético y el punto grueso.

  • Lana.
  • Pluma.
  • Plumón.
  • Terciopelo.
  • Peletería natural o sintética.
  • Lino grueso.

Además es conveniente limitar los textiles del hogar al mínimo posible, evitando el exceso de accesorios superfluos que no sean imprescindibles. Hay que evitar las decoraciones con telas, los peluches y muñecos textiles, mantas de sofá, demasiados cojines, colchas decorativas, alfombras, paños de cocina, cortinas, etc.

Alternativas y sustitutos a prueba de alérgicos

En general los materiales sintéticos, como el poliéster, son los más recomendables, además de aquellos que ofrezcan superficies lisas sin poros y permitan la transpiración. Y en muchas ocasiones podemos buscar alternativas eficientes a los textiles más comunes del hogar.

  • Cambiar las tapicerías de sofás, sillones y sillas por cuero, piel sintética u otros materiales lisos.
  • Sustituir las cortinas por estores o panel japonés.
  • Elegir alfombrillas lavables en lugar de felpudos.
  • Prescindir de cortinas de ducha e instalar mamparas en su lugar.
  • Quitar la moqueta y apostar por suelos de madera.
  • Limitar las alfombras y escogerlas de fibras vegetales ligeras.
  • Utilizar cubrecolchones y fundas de almohada antiácaros.
  • Escoger edredones y con rellenos de materiales sintéticos y transpirables.
  • Priorizar, en general, los textiles y materiales que sean más fácilmente lavables.

Un buen mantenimiento, imprescindible

Textiles del hogar para alérgicos

Aunque creamos que tenemos un hogar a prueba de alergias, si no cuidamos el mantenimiento diario de poco servirá haber escogido los textiles adecuados. Para que sean realmente efectivos es imprescindible llevar una buena rutina de limpieza y ventilación.

Los aspiradores Philips con filtro especial para alergias son el método más rápido para eliminar eficazmente el polvo, el pelo de las mascotas y otras sustancias que se acumulan en cualquier superficie de la casa. Aunque lavemos los textiles una vez a la semana, aspirando el colchón o los sofás cada día nos aseguramos de tener a raya los alérgenos.

AquaTrio Pro

 

Una vez eliminada la moqueta, la mejor limpieza en suelos duros la conseguiremos con el Philips AquaTrio Pro, que cuenta con tecnología Triple Acceleration. Aspira, limpia y seca de una pasada eliminando hasta el 99% de las bacterias, dejando los alérgenos atrapados en el depósito de agua sucia. Y con un aspirador de mano podemos limpiar rápidamente imprevistos o acceder a zonas más difíciles de cualquier rincón.

La gran mayoría de contaminantes y sustancias alérgicas se encuentran en suspensión y pueden entrar incluso con las ventanas cerradas, y también pueden desarrollarse en ambientes húmedos. Los purificadores y humidificadores son los dispositivos que nos aseguran disfrutar de un aire limpio y con la humedad óptima.

humidificador

Gracias a la tecnología AeraSense y VitaShield IPS, el purificador Philips serie 3000 purifica y controla la calidad del aire captando el 99,97 % de las partículas en suspensión, eliminando además olores y gases. Por su parte, el humificador con Nanocloud controla automáticamente los niveles de humedad, garantizando un aire saludable con precisión.

Los síntomas de las alergias no se disparan solo en primavera; mantenerlas a raya es una tarea de todo el año. Incorporando buenas pautas a nuestras rutinas y aprovechando las ventajas de la tecnología es posible combatir los efectos para disfrutar de un hogar saludable.

En Mi Mundo Philips | ¿Alérgicos en casa? Estos son los beneficios del humidificador

En Mi Mundo Philips | Por qué limpiar el cuarto de baño también es importante para los alérgicos

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.