Brownie de café: una receta irresistible aunque no seas cafetero

, 21 de septiembre de 2017

Café y chocolate son la pareja perfecta, al menos para los cafeteros golosos. Incluso esas extrañas personas menos aficionadas a tomar café disfrutarán mucho más de un dulce de cacao si se combina con nuestra bebida favorita. Esta receta de brownie de café lo demuestra, con una textura jugosa y un sabor irresistible. ¿Quieres saber cómo se prepara?

Las claves para triunfar con este brownie de café

El secreto de un buen brownie reside en su sencillez. No queremos un bizcocho esponjoso ni complicarnos con demasiados ingredientes: tiene que ser jugoso, húmedo y, sobre todo, con un profundo sabor a chocolate. Al combinar el chocolate negro con cacao y café, todos los aromas se potencian en perfecto equilibrio.

Si tienes niños en casa puedes hacer esta receta con café descafeinado sin ningún problema. Preparando un café a tu gusto con tu cafetera espresso te aseguras de enriquecer el brownie con un sabor de primera calidad, que tan bien combina con el chocolate. Si te apetece, puedes añadir un puñado de nueces o chips de chocolate a la masa para darle otro toque.

Ingredientes para 12-14 porciones

  • 70 g de mantequilla sin sal
  • 250 g de chocolate negro para postres
  • 80 g de harina de repostería
  • 45 g de cacao puro en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 3 huevos L
  • 100 g de azúcar
  • 40 g de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 220 ml de café frío

Cómo hacer el brownie de café

Precalentamos el horno a 175ºC y preparamos un mole cuadrado o rectangular de unos 20 cm de lado.

Colocamos la mantequilla troceada en un cazo y la derretimos a fuego suave. Añadimos el chocolate negro troceado y mezclamos suavemente hasta que se derrita y se integre de forma homogénea con la mantequilla. Dejamos enfriar un poco.

Colocamos en un cuenco la harina con el cacao y la sal, y mezclamos con unas varillas para quitar los grumos. En otro recipiente más grande colocamos los huevos con los dos azúcares y los batimos con una batidora de varillas. Añadimos la vainilla y el chocolate derretido.

Finalmente echamos los ingredientes secos y el café preparado, mezclando todo suavemente hasta tener una masa homogénea. La echamos en el molde, dando unos golpecitos para que se distribuya bien, y horneamos durante unos 40-45 minutos, vigilando bien que no se pase.

Para comprobar el punto podemos pinchar un palillo en el centro, debe salir ligeramente manchado. Dejamos enfriar el brownie dentro del molde fuera del horno antes de desmoldarlo.

Degustación

El brownie de café es una delicia recién hecho, incluso todavía un poco caliente, aunque estará más jugoso y algo pegajoso por dentro, haciéndolo difícil de cortar. Lo mejor es dejar que repose, incluso toda la noche en la nevera, bien tapado. Para cortarlo sin problemas podemos calentar un cuchillo afilado de hoja fina con agua y después secarlo bien.

Es un dulce delicioso para tomar con nuestra taza de café, ya sea en el desayuno o en el postre de la sobremesa. También es estupendo para cortar todas las porciones y servirlas en una fuente a la hora de la merienda, sobre todo si tenemos invitados en casa para tomar café. Se prepara tan rápido como velozmente desaparecerán las porciones de la fuente. ¡La próxima vez querrás hacer doble ración!

En Mi Mundo Philips | Receta de helado exprés de café con dos ingredientes

En Mi Mundo Philips | Receta de flan de café: recupera el postre de café por excelencia

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.