Receta de gelatina de café, el postre más fácil (y fresquito) del verano

, 16 de agosto de 2018

Gelatina de café

Los amantes del café más golosos no tienen por qué renunciar a un rico postre casero en verano. Si el calor hace que encender el horno se convierta en una tarea de alto riesgo, apuesta ahora por las recetas sencillas y frescas como esta sencilla gelatina de café. Rápida, fácil y deliciosa, se convertirá en tu nuevo postre favorito del verano, ¡o para todo el año!

Gelatina de café, un postre americano que triunfa en Japón

Hoy en día podemos encontrar recetas de pasteles y dulces con gelatina de todo tipo; es un ingrediente estupendo para la repostería veraniega cuando no queremos o no podemos utilizar el horno. Este mágico ingrediente revolucionó la cocina doméstica, pues además era muy barato y permitía a las familias elaborar postres caseros muy sencillos.

Gelatina de café

La gelatina de café se convirtió a principios del siglo XX en un postre muy popular en la zona de Nueva Inglaterra, en Estados Unidos, sobre todo en verano y para aprovechar las sobras de café. De allí pasó a Japón donde se convirtió en todo un éxito y hoy sigue siendo uno de los postres preferidos para preparar en casa, con cierto carácter nostálgico.

Para hacer gelatina de café casera solo necesitamos preparar nuestro café espresso favorito con nuestra cafetera superautomática, ajustando la intensidad del aroma al gusto. Es un postre tan simple que la clave de su éxito está en utilizar café de primera calidad, con todo el cuerpo y aroma que solo tiene el espresso recién hecho a partir de granos recién molidos. Si usamos granos descafeinados también podrán disfrutarlo los niños.

Ingredientes para 4-6 raciones

  • 450 ml de café recién hecho
  • 50 ml de agua
  • 50 g de azúcar
  • 14 g de gelatina en polvo o 8 g de agar-agar en polvo
  • 1 pizca de esencia de vainilla (opcional)
  • nata o yogur para servir

Cómo hacer la gelatina de café

Gelatina de café

Prepara el café con tu cafetera superautomática. Puedes combinar varios espressos o preparar un café largo tipo americano, dependiendo de la intensidad que quieras darle a la gelatina. El espresso te asegura el máximo sabor y una mayor complejidad aromática.

Mezcla el café recién hecho con el azúcar y, si lo deseas, un poco de esencia de vainilla para aromatizarlo. Reserva.

Disuelve la gelatina en polvo en el agua fría. Espera un minuto y combínala con el café azucarado. Mezcla muy bien hasta que se haya disuelto por completo.

Vierte la preparación en un molde o fuente cuadrada o rectangular. También puedes verterla en vasitos o moldes de silicona. Deja enfriar en la nevera durante al menos 4 horas, para que se cuaje bien.

Una vez esté cuajada y firme, corta la gelatina en cubos pequeños, o desmolda de forma individual. Sirve raciones de gelatina de café con yogur natural o nata endulzada al gusto.

Degustación

Gelatina de café

Este postre de gelatina de café es muy fresco y ligero, perfecto para culminar una comida o cena de verano. También es estupendo como broche dulce a un menú de fiesta en cualquier momento del año, ya que no es nada pesado y se puede dejar listo con antelación. Prueba a acompañarlo con una bola de helado de vainilla, chocolate fundido o salsa de vainilla.

En Mi Mundo Philips | Receta de semifrío de café: el postre irresistible para este verano

En Mi Mundo Philips | Brownie de café: una receta irresistible aunque no seas cafetero

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.