Receta de magdalenas caseras y unos consejos para que siempre salgan perfectas

, 23 de septiembre de 2013

Ahora que ya se van marchando poco a poco las altas temperaturas apetece más dedicar una tarde de esas que no tengamos pensado salir a preparar dulces caseros como las clásicas magdalenas. No hay comparación entre la bollería industrial y las que podamos hacer nosotros en casa escogiendo con mimo los ingredientes, ¡así, sí que apetecen los desayunos!

Hoy os traigo una receta de magdalenas clásicas para hacer en casa y unos consejos a seguir para que tengamos siempre éxito con ellas. ¡Venga! Es hora de encender el horno y ponerse el mandil, mañana desayunamos magdalenas caseras.

Receta para una docena de magdalenas caseras

  • 2 huevos L
  • 175 g de azúcar
  • 60 ml de leche
  • 190 ml de aceite de girasol
  • 210 g de harina floja
  • 5 g de levadura química
  • una pizca de sal
  • Comenzaremos batiendo con las varillas de la batidora los huevos a temperatura ambiente y el azúcar hasta que estén blanquecinos. Unimos la leche con el aceite y lo agregamos a la mezcla anterior. Batimos a velocidad lenta hasta que veamos la mezcla unida.

    Mezclamos la harina con la levadura química y la sal y lo añadimos a la masa anterior, batiendo con una batidora durante tres o cuatro minutos. Tapamos el bol de la masa y lo dejamos reposar en la nevera hasta que pase una hora.

    Precalentamos el horno a 250 grados. Colocamos cápsulas de papel gruesas en un molde metálico para magdalenas, rellenamos hasta tres cuartas partes de la cápsula con la masa. Bajar la temperatura del horno a 200 grados y hornear las magdalenas durante quince minutos.

    Consejos para que las magdalenas salgan siempre perfectas

    * Ten todos los ingredientes a temperatura ambiente.

    * Utiliza siempre harina floja para elaborar las magdalenas, suele ser una que pone en el paquete de repostería.

    * Airea mucho la mezcla de los huevos, para eso bate mejor con una batidora y su accesorio de varillas.

    * Siempre emplea levadura química y no levadura de panadería.

    * Una pizca de sal hará tu magdalena mucho más esponjosa, aparte de darle un toque de sabor a la masa.

    * Si les quieres añadir azúcar por encima, no lo hagas en mucha cantidad para que no pese y permita subir la magdalena.

    * Deja reposar la masa en frío durante una hora, comenzará a actuar la levadura, y conseguirás un copete importante así como magdalenas más esponjosas.

    * Siempre utiliza las cápsulas dentro de un molde metálico, esto permite que no se desparrame la masa y las magdalenas queden todas uniformes y con buen copete.

    * Hornea a alta temperatura, 200 grados y siempre con calor arriba y abajo, nunca con la función ventilador.

    En Mi Mundo Philips | Todo lo que debes saber para conseguir un bizcocho perfecto
    Imágenes | Esther Clemente | Manuel Flury

    Deja tu comentario

    Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.