Receta de tortilla de patata: de la clásica a las variantes más sofisticadas

, 23 de julio de 2015

tortilla de patatas y variaciones

La tortilla de patatas es uno de nuestros platos más tradicionales y por eso hoy queremos hacer un pequeño tutorial para que todos puedan aprender a hacerla para que siempre quede perfecta. Como partiendo de la receta básica, podemos hacer muchas variaciones, hoy os ofrecemos la receta de la tortilla de patatas, desde la versión más clásica a las variaciones más sofisticadas.

Como elementos básicos para hacer este plato tan característico de nuestra gastronomía, necesitaremos obviamente huevos frescos de gallina y patatas, aunque a estos ingredientes podemos añadir prácticamente cualquier otro que se nos ocurra, sin más limitaciones que la coherencia en la combinación de sabores para obtener un plato delicioso que podemos comer en todas las épocas del año, y tanto como aperitivo como de plato principal, o para preparar suculentos bocadillos, ideales para almuerzo de media mañana o para la hora de la cena. ¡Vamos a la cocina!

Receta de tortilla de patata clásica

Ingredientes para 4 personas: 4 patatas medianas, 5 huevos tamaño L, aceite de oliva y sal

Cómo hacer una tortilla de patata clásica

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Esto podéis hacerlo con un cuchillo afilado o utilizando un procesador de alimentos que conseguirá que todas las rodajas quedarán iguales y perfectas. En una sartén grande con abundante aceite de oliva metemos las patatas y lo ponemos al fuego.

Al cocinarse partieendo de aceite frío, las patatas se confitarán y quedarán más blanditas consiguiendo una tortilla bien tierna. Podemos dejar que algunas patatas se tuesten para conseguir contrastes crujientes si nos gusta. Cuando las patatas estén fritas tras unos 15 a 20 minutos, las sacamos de la sartén y las escurrimos bien para quitar el exceso de aceite.

Batimos los huevos en un bol y añadimos las patatas, removiendo y mezclando con un tenedor para conseguir que se integren bien los ingredientes. Ponemos una sartén al fuego con una cucharada de aceite y vertemos el contenido del bol para cuajar la tortilla. Lo ideal es dejar unos tres minutos antes de darle la vuelta para cuajar la otra mitad. Hace falta un poco de maña para hacer esta operación, tapando la sartén con un plato y dando la vuelta, retornando de nuevo la tortilla a la sartén para cuajar el otro lado.

cómo hacer una tortilla de patatas

Variaciones sobre la tortilla de patata

Tortillas rellenas

Muy comunes en la zona norte de nuestro país, consisten en cortar una tortilla de forma longitudinal, partiéndola por la mitad y dividiéndola en dos discos. Entre ambos se puede poner jamón de york y queso, ensalada de lechuga y tomate, una capa de gambas o cualquier otro relleno, volviendo a poner la cobertura. Es una deliciosa variación sobre la tortilla de patatas clásica que admite casi cualquier relleno..

Tortillas con más ingredientes

A la tortilla clásica se le pueden añadir otros ingredientes extra que le dan un punto especial. Tanto la cebolla frita con las patatas o confitada aparte y añadida al mezclarla con el huevo, como los pimientos verdes fritos, cortados en trozos y fritos con las patatas, aportan un sabor delicioso a las tortillas.

tortilla pulpo a feira

Otros ingredientes que puedes añadir a la tortilla, son trocitos de jamón, de chorizo, atún en escabeche, setas salteadas, o si quieres probar algo más original, añade a la mezcla de huevos y patatas unos trozos de pulpo cocido y un pellizco de pimentón para hacer una tortilla de pulpo a fèira.

Tortillas con cobertura

Una vez hecha la tortilla, se puede cubrir con salsas -la salsa brava y la salsa alioli están deliciosas- o cubrir con una capa fina de otros ingredientes. Personalmente, me encanta cubrir la tortilla de patata con lonchas de salmón ahumado o con un carpaccio de setas, o unas finas lonchas de jamón ibérico.

Tortillas de otros ingredientes distintos a la patata

tortilla de manzana

Para terminar con las variaciones, podemos hacer tortillas de patata sin patatas. Desde la tortilla hecha con patatas chips (de bolsa) con sus deliciosos toques crujientes a la tortilla de calabacín o de berenjena, o la sorprendente tortilla de manzana, estas variaciones no son tortillas de patatas en sentido estricto pero tienen el mismo formato y un sabor y textura similares.

Con todas estas ideas, os recomiendo practicar haciendo primero la receta de tortilla de patatas clásica o las variaciones más sencillas y cuando tengáis bien dominado el punto de cocción de la tortilla, ir haciendo variaciones que se adapten a vuestros gustos.

En Mi mundo Philips | Cómo calcular cuánto es una ración de los distintos alimentos
En Mi mundo Philips | Trucos para mejorar tus ensaladas y hacerlas más variadas y apetecibles

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.