Receta de zumo antiinflamatorio con cúrcuma, jengibre y semillas de chía

, 28 de diciembre de 2018

Zumo antiinflamatorio

Con tanta fiesta llena de banquetes y comidas familiares no viene mal dar un poco de tregua al cuerpo con recetas más ligeras pero cargadas de vitaminas. Últimamente se habla mucho de los alimentos que combaten la inflamación y refuerzan el organismo, por eso te proponemos probar esta receta de zumo antiinflamatorio que, además de saludable, es delicioso.

¿Cómo es un zumo antiinflamatorio?

La inflamación es una respuesta del cuerpo ante agentes externos, enfermedades o daños de diversas causas. Puede pasar desapercibida o manifestarse de formas diferentes, siendo en ocasiones síntoma o desencadenante de ciertas enfermedades y otros procesos. Llevar una alimentación saludable y equilibrada es fundamental para evitarla, y además hay ciertos alimentos que destacan especialmente por su poder antiinflamatorio.

zumo antiinflamatorio

Son ingredientes que podríamos calificar también de superalimentos, pues concentran en pequeñas dosis una gran cantidad de nutrientes con propiedades demostradas para combatir la inflamación y proteger el organismo. Combinando estos alimentos en un zumo o batido tenemos una forma muy fácil de aprovechar sus propiedades.

Lo mejor es que la mayoría de estos productos son muy beneficiosos para el sistema digestivo, evitando síntomas como la acidez y ayudando a reducir la hinchazón, los malestares típicos de estas fechas. Pon en marcha tu licuadora también en Navidad y disfruta de un nutritivo zumo para recargar las pilas.

Ingredientes

zumo antiinflamatorio
  • 1 trocito de cúrcuma
  • 1 trocito de jengibre
  • 1 naranja
  • 1 pomelo
  • 2 limones
  • 3 zanahorias
  • 2 rodajas de piña
  • semillas de chía
  • agua

Elaboración del zumo antiinflamatorio

zumo antiinflamatorio

Lava bien la raíz de cúrcuma y de jengibre y corta en dos o tres trozos. Pela la naranja, el pomelo y los limones, y trocea en piezas. Lava las zanahorias y corta los extremos si tienen restos de raíz o tallos. Retira la corteza de la piña.

Coloca tu licuadora Avance Collection en una superficie adecuada, conéctala y coloca la jarra para el zumo en la boquilla de salida. Comienza a licuar todos los ingredientes poco a poco. Termina añadiendo agua al gusto si deseas un zumo menos intenso. Añade unas semillas de chía al zumo terminado y deja reposar unos 15 minutos.

Degustación

Puedes dejar listo este zumo antiinflamatorio con más antelación y tomarlo a lo largo del día cuando más te apetezca; las semillas de chía se hidratarán y darán una textura más melosa a tu zumo, convirtiéndolo casi en un smoothie. Recuerda remover bien los vasos antes de la degustación para disfrutar de un zumo perfecto. Si te gustan los sabores más ácidos, puedes agregar a tu vaso un chorrito de zumo de limón o un poco de ralladura fresca.

En Mi Mundo Philips | Trucos para aprovechar la pulpa de las frutas y verduras de tus zumos y batidos

En Mi Mundo Philips | Siete razones para tomar un zumo natural cada día

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.