Receta fácil de mermelada de frutos rojos casera

, 14 de diciembre de 2015

mermelada de frutos rojos paso a paso

Ya sabemos que los desayunos tienen que ser las comidas más importantes de cada día y una buena forma de conseguirlo es preparar mermeladas caseras que nos alegren la mañana. Por eso, hoy os voy a contar cómo preparar una receta fácil de mermelada de frutos rojos casera que podéis tener lista en menos de quince minutos.

Además, esta mermelada puede ser estupenda para acompañar aperitivos de queso, o incluso para servir con los platos de carnes blancas como el solomillo de cerdo y otras similares. Seguro que os gustará probarla en las próximas fiestas navideñas.

Ingredientes para un tarro de mermelada

500 g de frutos rojos (grosellas, arándanos, frambuesas), 200 g de azúcar y 100 ml de agua

Cómo hacer mermelada de frutos rojos casera

Para hacer la mermelada más ligera de lo habitual, vamos a utilizar menos de la mitad del peso de las frutas en azúcar. (Lo usual es hacer mismo peso de uno y otro ingrediente) Disolver el azúcar en el agua y añadir los frutos rojos, poniendo todo a cocer a fuego lento en un cazo, durante quince minutos.

Cuando haya transcurrido ese tiempo y aún en caliente, pasamos el contenido del cazo al vaso de nuestra batidora de mano y trituramos hasta obtener una pasta homogénea. Aunque la mermerlada resultante os parezca muy líquida, tened en cuenta que la mermelada espesará al enfriarse.

Pasar a un bote o frasco de cristal y consumir en las próximas dos semanas. Si se quiere, se pueden cerrar los botes haciendo el vacío cerrándolos bien y dejando boca abajo mientras se enfrían.

También se puede cerrar los botes al vació mediante su cocción en olla express (cerrados) durante diez minutos pero si solo hacéis un frasco y es para consumir en los próximos quince días, os aguantará perfectamente en la nevera sin necesidad de hacer ese proceso.

mermelada casera de frutos rojos pasos

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Fácil

Degustación

La mermelada de frutos rojos casera es muy sencilla de preparar y es ideal para tostadas de desayuno, relleno de bizcochos y como base para hacer aperitivos y guarniciones. Ya veréis qué diferencia con las que compramos elaboradas en el supermercado.

En Mi mundo Philips | Truco de cocina: cómo freír croquetas para que no se abran ni queden grasientas
En Mi mundo Philips | Receta de aperitivo: tostas de pimiento caramelizado con queso

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.