Receta de flan de café: recupera el postre de café por excelencia este verano

, 11 de julio de 2016

Flan de café

Es habitual que nos pregunten después de una comida si preferimos postre o café. ¿Tú también eres de los que pide las dos cosas? Entonces te encantará la receta que te proponemos hoy, un irresistible flan de café. Se trata de un postre de lo más tradicional que merece la pena recuperar porque es toda una delicia y sienta de maravilla en estos días de calor.

El flan es de esos postres típicos caseros que por suerte siguen preparándose en casa gracias a las recetas heredadas de madres y abuelas. Puede ser una auténtica exquisitez si se elabora correctamente, y lo cierto es que no tiene ninguna dificultad y el resultado merece mucho la pena. Ahora que nos apetece terminar la comida con algo más fresquito, un flan rico flan servido bien frío con todo el aroma de nuestro café favorito es la guinda perfecta de cualquier menú.

Ingredientes para 4-6 personas

  • Para el caramelo: 100 g de azúcar, zumo de limón, 3 cucharadas de agua.
  • Para el flan: 400 ml de leche, 75 ml de café espresso, 3 huevos L, 80 g de azúcar, 1 pizca de sal y 1 pizca de esencia de vainilla.

Cómo hacer flan de café

Flan de café

En primer lugar preparamos nuestro café utilizando nuestra cafetera superautomática Philips, ajustando la intensidad que más nos guste para elaborar el flan. Necesitamos obtener 75 ml de café, aproximadamente dos espressos o un café largo. Dejamos enfriar y precalentamos el horno a 180ºC.

Ahora pasamos a preparar el caramelo, aunque también podemos usar uno comercial si queremos ahorrarnos el paso. Solo hay que calentar a fuego medio el azúcar con unas gotas de limón y el agua, sin remover al principio, hasta que se funda y coja el típico color de caramelo tostado. Cuando tenga la textura deseada retiramos del fuego, removemos un poco y comprobamos que no tiene grumos.

Flan de café

Repartimos el caramelo antes de que se enfríe en el fondo de los moldes individuales, o en un molde de flan grande. En otro cazo disponemos la leche con el café, la pizca de sal y la vainilla, si la usamos. Calentamos a fuego medio hasta que llegue a ebullición, y mientras tanto batimos los huevos con el azúcar en un recipiente aparte.

Cuando la mezcla de café con leche rompa a hervir, separamos del fuego y lo añadimos a los huevos, poco a poco, removiendo sin cesar con unas varillas. Cuando esté todo bien integrado retiramos la posible espuma que se haya formado y repartimos la mezcla en los moldes.

Flan de café

Colocamos los moldes en una fuente adecuada para el horno y la llenamos de agua hirviendo para que cubra más de la mitad de los flanes. Introducimos en el horno con cuidado para hornear al baño maría, vigilando que no llegue a hervir el agua. Si así fuera, bajamos un poco la temperatura. Comprobamos el punto de cocción pinchando con un palillo; si sale limpio, está en su punto.

Sacamos los moldes de flan de café del agua cuando podamos cogerlos sin quemarnos, esperamos a que se enfríen un poco y los tapamos con plástico film. Dejamos reposar en la nevera al menos dos horas para que estén bien asentados y fríos.

Degustación

Desmoldaremos el flan de café sobre platos de postre separando con cuidado las paredes del molde con un cuchillo de punta redonda y dando golpes suaves. El flan de café es un postre delicioso ideal para tomar en verano, servido bien fresquito tras la comida o como merienda. Lo podemos acompañar con nata montada, chocolate rallado o incluso con unas galletas desmenuzadas para darle un contraste crujiente. También podemos sustituir el caramelo por dulce de leche o sirope de chocolate.

En Mi Mundo Philips | Formas de tomar café: receta de café Baby Latte

En Mi Mundo Philips | Receta de tarta de galletas y crema de café con cobertura de chocolate

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.