Receta de smoothie de ciruela con jengibre, apio y limón

, 26 de abril de 2017

Poco a poco los mercados se van llenando de una mayor cantidad de frutas que podemos aprovechar para dar variedad a nuestros zumos y batidos caseros. Hoy te proponemos una receta muy sencilla perfecta para estos días de primavera en los que ya estamos pensando en el verano, un smoothie de ciruela refrescante con todas las vitaminas y minerales de las primeras ciruelas.

Ahora que van subiendo poco a poco las temperaturas conviene recordar lo importante que es estar bien hidratados durante todo el día. Los zumos y smoothies caseros son una buena forma de refrescarnos y ayudarnos a tomar toda el agua que el cuerpo necesita, sumando además las vitaminas y minerales de frutas y verduras.

Las ciruelas moradas son ricas en agua, fibra y vitaminas antioxidantes, esenciales para ir preparando el organismo de cara al verano. También destacan por su contenido en minerales esenciales como potasio, calcio y magnesio. Son naturalmente muy dulces, especialmente si las usamos ya maduras, así que se complementan muy bien con la acidez de los cítricos y el toque picante del jengibre, el cual ayuda a mejorar la digestión. El apio es un vegetal muy rico en agua y fibra con sabor suave, también rico en potasio y con muy pocas calorías.

Ingredientes para 1 vaso grande

  • 3-4 ciruelas rojas maduras
  • 1 rama de apio
  • 1 limón
  • 1/2 lima
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • 100-150 ml de agua fría

Cómo hacer el smoothie de ciruela con jengibre, apio y limón

Tal y como hacemos siempre, comenzaremos preparando todos los utensilios e ingredientes que vamos a necesitar. Disponemos nuestra licuadora por presión Avance Collection en una superficie despejada, colocando correctamente todos los accesorios, y la enchufamos.

Lavamos bien y secamos las ciruelas y el apio. Cortamos un trocito de jengibre fresco a nuestro gusto, según la tolerancia que tengamos a su sabor. Al principio nos puede resultar algo picante, pero con el tiempo el paladar se acostumbra y podemos probar con piezas más grandes. Pelamos y troceamos.

Quitamos los filamentos más grandes del apio y cortamos en trozos de unos 3-4 centímetros. Podemos usar también las hojas, si no están dañadas. Abrimos el limón por la mitad y cortamos una rodaja fina para la decoración. Exprimimos el zumo o lo pelamos para extraer mejor todo su jugo con la licuadora. Hacemos lo mismo con la media lima.

Sacamos el hueso de las ciruelas y las cortamos en cuartos, o en piezas más pequeñas si fueran muy grandes. Hay que procurar no desperdiciar sus jugos si usamos fruta muy madura. Preparamos el agua fría para añadirla al final ajustando la cantidad necesaria.

Conectamos la licuadora por presión, colocamos una jarra bajo la boquilla de salida y vamos introduciendo todos los ingredientes, presionando suavemente con el accesorio empujador. Terminamos echando agua por el mismo orificio para que recoja los últimos jugos de la fruta. Probamos y ajustamos el agua al gusto.

Degustación

Siempre es preferible degustar bebidas naturales como este smoothie de ciruela, apio, jengibre y limón al momento, para disfrutar al instante de todo su sabor natural. También podemos guardarlo en un recipiente o jarra con cierre hermético en la nevera, para tomarlo más frío, procurando remover bien antes de servir. Si queremos que sea aún más refrescante podemos mezclarlo con hielo picado o convertirlo en un smoothie más cremoso añadiendo leche, yogur o un plátano congelado triturado.

En Mi Mundo Philips | Receta de zumo antioxidante de frutos rojos

En Mi Mundo Philips | Smoothie tropical con agua de coco, mango, col rizada, kiwi y plátano

Guardar

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.