Recetas con sabor a espresso: tiramisú casero

, 26 de enero de 2013

Ya hemos hablado con anterioridad del uso de café, en concreto del espresso, en la elaboración de cócteles u otras bebidas deliciosas, pero la verdad que desde el punto de vista culinario las posibilidades que ofrece son infinitas.

Su perfecto maridaje, por ejemplo, con chocolates, helados, frutas o bizcochos lo convierte en un ingrediente estrella para muchos postres, aunque algunos van más allá.

Así nos encontramos en la red con menús completos donde no solo el postre contiene café como parte de la receta, también platos principales como los Raviolis, el Goulash o una cacerola de pollo recurren al café como un ingrediente más en su elaboración. Habrá que probarlo.

Más sabor a cambio de cero calorías

Un recurso culinario que nos proporciona un sabor y aroma característico al plato, pero que además no añade calorías y sí propiedades beneficiosas para el organismo como su efecto antioxidante, sin olvidarnos de su poder estimulante a nivel físico y mental.

Su uso se está extendiendo cada vez más en la cocina y no nos sorprende la cantidad de webs, como esta del Mundo del Café, donde nos presentan hasta 100 recetas elaboradas con café.

Uno de los postres en los que esta bebida tiene un papel relevante es sin duda el Tiramisú. Una receta, como no podía ser de otra forma, de origen italiano de la que podemos preparar diferentes variantes, pero en la que siempre va a cobrar especial protagonismo el café en abundancia, que va a servir para bañar, empapar el ingrediente sólido elegido, ya sean galletas o bizcochos.

Una receta para deshacerse

Imaginemos que elegimos los bizcochos como base sólida y ya tenemos el café preparado ¿qué más necesitamos? Huevos, azúcar, queso mascarpone, chocolate negro y cacao en polvo para espolvorear. La elaboración nos la explican paso a paso y de forma ilustrada en directo al paladar, que a su vez rescata la receta tradicional de La cuchara de plata, la biblia italiana gastronómicamente hablando.

Básicamente la elaboración de Tiramisú consiste en superponer capas de bizcocho empapado en café con una crema de mascarpone elaborada a partir de este queso mezclado con las yemas batidas de los huevos con azúcar, las claras montadas a punto de nieve, chocolate negro rallado y para coronar, cacao espolvoreado.

Una receta sencilla de preparar pero cuyo nombre Tiramisú, que se traduce en sentido metafórico como hazme feliz en italiano, nos adelanta que no se trata de un postre cualquiera, que nos espera una delicia digna de ser escogida. No en vano ‘escógeme’ es su traducción literal.

Fotos | Directo al Paladar
Mi mundo Philips | Dos bebidas para niños que se pueden hacer con una cafetera Saeco de Philips

Deja tu comentario

Al dejar tu comentario aceptas las políticas de uso y de privacidad de Disqus.